“Mi hija me dice que no quiere ser más alérgica, que quiere comer de todo como los demás niños”

 

Milagros Fernández Gómez / Madre de una niña con intolerancia alimenticia (Audio)

1457688_262765740538462_659101843_n

Milagros con sus dos hijas / Amanda Sánchez

El ajetreo del día a día, las comidas rápidas y el excesivo procesamiento de los alimentos son algunos causantes del aumento de alergias alimenticias en la sociedad española. Aunque cada vez hay más concienciación respecto a intolerancias como la celiaquía, otras siguen siendo unas completas desconocidas… Milagros Fernández Gómez (1980, Puebla de Don Fadrique), madre de una niña de seis años, denuncia la falta de recursos ante la patología de su hija.

El problema que presenta su hija es un caso muy diferente al de la celiaquía ¿En qué consiste?

La alergia que tiene mi hija no tiene relación con la celiaquía, de hecho es intolerante a algunos alimentos para celíacos, su problema está en la proteína que presenta la leche.

¿Cuándo se dio cuenta del problema?

Pues empecé a alarmarme cuando tenía tres meses, le di el biberón y empezó a vomitar e hincharse. Pensé que sería un problema de la leche que le sentaba mal y su cuerpo no la aceptaba. A los seis meses volví a probar con otro tipo de leche y le pasó lo mismo. Le realizamos pruebas y es ahí cuando nos dimos cuenta.

La celiaquía es un problema hereditario, ¿La alergia a esta proteína también lo es? ¿Hay alguien en su familia que tenga este problema?

La verdad es que no, que yo sepa nadie de mi familia tiene alergia a la proteína de la leche. Así que no sé si será un problema hereditario como la celiaquía.

¿Es muy costoso adquirir los productos?

Sí, la verdad que es muy complicado y costoso. En el caso de los celiacos es mucho más sencillo, ya que en los productos sí que aparece muy bien especificado que es apto para ellos. Pero en el caso de los alérgicos a la proteína de la leche no. Yo vivo en un pueblo entre Andalucía y Murcia y las panaderías especializadas más cercanas están en Murcia, Alicante Elche. No hay facilidades con respecto a estos temas. Y económicamente se nota bastante, los gastos se duplican. Pero te tienes que amoldar y cuando encuentro sitios compro bastante para tener.

¿Ha tenido problemas con algún producto que le vendían como apto?

Sí, me pasó con las pastillas de caldo para cocinar. Yo suelo utilizarlas a menudo y a la niña en un primer momento le sentaban bien. Pero un día empezó a vomitar, y miré los componentes y le habían añadido lactosa al producto. Tienes que mirar muy bien los ingredientes de los productos y muy a menudo, ya que muchos productos cambian los componentes constantemente.

Su hija tiene seis años ¿Es complicado decirle a una niña tan pequeña que no puede consumir los mismos productos que sus compañeros?

Muchísimo, sobre todo en cumpleaños, es muy complicado decirle que no puede comer lo mismo que sus amigos o su hermana pequeña y prohibirle las cosas. Ella siempre me dice que quiere comer lo mismo que los demás y para mí es muy complicado, por eso cuando hago los cumpleaños siempre lo hago pensando en ella y todo lo que pongo es apto para que ella coma.

¿Existe concienciación sobre este tema?

Hay personas que no se conciencian si no tienen el problema cerca. Muchos padres de otros niños sí que piensan en mi hija a la hora de elegir los alimentos para los cumpleaños, pero otros no. Y muchas veces le dicen que tiene que comer lo que yo le he hecho y no puede probar nada. Y eso a mí me duele porque no quiero que ella se vea diferente ante los demás niños.

 

Componentes:

María Sales López

Amanda Sánchez Nova

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *