“Muchas tiendas me han rechazado diciendo que no tenían ropa para mí”

Julia Plasencia| trabajadora en empresa de cerámica, y afectada por los cánones de belleza (Audio)

 

Julia Plasencia/ María Sales

Julia Plasencia/ María Sales

“¿Me quedará bien esta falda?” “¿Voy adecuada para el evento?”, estas son algunas de las preguntas que se hacen a diario muchas personas. Pero el problema de algunos va más allá de si les sentará bien o mal la prenda escogida, y es que la mayoría no consigue encontrar ropa de su talla en cualquier sitio. Esta es la situación a la que se enfrentan miles de personas día a día, como es el caso de Julia Plasencia (Castellón, 1971).

Pregunta: ¿Ha tenido malas experiencias para encontrar ropa?

Respuesta: Sí, muchas veces. Cuando voy a las tiendas más comunes nunca tienen tallas que gasta mucha gente y son muy solicitadas. A mí me gusta vestirme bien y moderna pero cada vez lo tengo más difícil.

Pregunta: ¿Cree que los cánones de belleza impuestos por las marcas afectan a muchas mujeres y pueden ser uno de los causantes de enfermedades como los trastornos alimenticios?

Respuesta: Sí, creo que las marcas de ropa tienen parte de culpa en que las chicas caigan en este tipo de problemas. Porque si ven a una chica esbelta y es lo que utilizan todas las marcas, al final piensan que es así como se debe estar.

P: ¿Opina que la Moda Curvy la utilizan como un lavado de cara debido a las numerosas críticas a las que está sometida la moda en general? ¿O realmente cree que esto seguirá y se dejará de lado la estética tradicional para apostar por la mujer real?

R: Realmente creo que las marcas se aprovechan un poco. Es lo que ahora mismo tiene gran tirón y para conseguir la confianza de la gente es el arma que utilizan. Pero creo que esto debería seguir, ya que es mejor que vistan sus prendas mujeres con un cuerpo que se asemeje más a la gran mayoría y que se puedan ver identificadas con la modelo, a que lo lleve una chica a la que se le marcan los huesos.

P: Muchas marcas de ropa siempre han tenido un baremo de tallas muy bajo, y aunque actualmente sí que han aumentado las tallas, si comparamos una 38 de hace 4 años con la que encontramos actualmente, la de ahora es mucho más pequeña  ¿Qué opina de esto?

R: Me parece fatal, y eso es algo que me sucede a mí habitualmente. Mi talla suele ser una XL, y cuando voy a una tienda a probarme una XL muchas veces no me entra y eso al final acaba deprimiendo.

P: ¿Ha entrado alguna vez en alguna tienda y le han dicho que no hay ropa para usted?

R: Sí, me decían que yo me tenía que acoplar a la talla que tengo;  que no había ropa para mí y tendría que buscar en otro sitio como por ejemplo las tiendas de señora mayor. Algo a lo que no estoy dispuesta porque no me veo con esa ropa. A mí me gusta vestir bien, no como una abuela.

P: ¿Le resulta más fácil encontrar ropa ahora que antes?

R: La verdad es que no, además  las tallas cada vez son más pequeñas, y aunque introduzcan más tallas si una 42 cada vez se acerca más a una 38 de hace 4 años que a una 42 no estamos avanzando.

P: ¿Lo ha pasado mal con este tema?

R: Sí, muchas veces he llegado a casa llorando porque es algo que no veía normal, tampoco es que gaste una talla fuera de lo común, son tallas que gastan la mayoría de mujeres de mi edad. Incluso para las jóvenes que tengan una talla grande tiene que ser peor, porque a ellas les debe afectar más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *