“Nadie mejor que una persona del pueblo para dar a conocer su patrimonio”

Alberto Ochoa García | Historiador y fundador del Museo Virtual Villa de Sax

Alberto Ochoa García, historiador

“Un parque industrial fosilizado en el siglo XIX”, así es como define la Colonia de Santa Eulalia Alberto Ochoa, historiador de la zona. Una visita a este lugar puede hacer que viajemos en el tiempo, imaginándonos cómo era la vida en aquel lugar a finales del siglo XIX. Una utopía hecha realidad que hizo que naciera una nueva aristocracia. Pero con el paso del tiempo se ha ido perdiendo, y ahora solo es un patrimonio olvidado. Ochoa critica la falta de interés por parte de las instituciones municipales para recuperar este lugar, y alega que el patrimonio y la cultura “siempre se han quedado al margen, pues las instituciones consideran que no pueden aportar riqueza”.

PREGUNTA: ¿Cómo surge la Colonia de Santa Eulalia? ¿Por qué precisamente aquí en Sax?

RESPUESTA: Surge a raíz de la revolución del vino y de la vid que se produce en la segunda mitad del siglo XIX, cuando los viñedos franceses sufren la filoxera. Esto provoca que la demanda de vino llegue a España, pues el producto de esta zona ganó protagonismo y fue muy demandado en toda Europa. A esto hay que sumarle, además, la llegada del ferrocarril en el año 1858, que dotaba a la zona de una muy buena conexión con el centro de la península y con el puerto de Alicante. Todo esto hizo que esta zona del Vinalopó se convirtiera en un foco económico importante.
La Colonia de Santa Eulalia surge en este contexto, cuando un pudiente francés, D. Antonio de Padua Saavedra, siguiendo los modelos de colonias agrícolas autosuficientes de Cataluña, implanta este modelo en una zona que él veía propicia. En ese momento empieza a construir todo el complejo, que estará dividido en varias zonas, como la zona de obreros, las fábricas, las zonas comunales y de ocio, etc. Todo estaba pensado para que la Colonia fuera un elemento autosuficiente. También comerciaban y exportaban, pero su objetivo era que los de dentro de la colonia pudieran subsistir.

P: Por lo tanto, ¿se puede decir que surge aquí porque es un lugar estratégico?

R: Sí, era un lugar estratégico y con buenas tierras, pues tenían agua cerca y además conectaba fácilmente con lo que entonces era el Camino Real, que actualmente es la autovía del Mediterráneo. Además, la iniciativa de Saavedra de construir la Estación de Ferrocarril de la Colonia de Santa Eulalia permitió que el lugar estuviera fácilmente conectado con el centro de la península y con el puerto.

P: ¿Cuáles fueron las causas que llevaron al declive de la Colonia de Santa Eulalia?

R: El declive de la Colonia comenzó en las primeras décadas del siglo XX debido a que los viñedos franceses se recuperaron y la demanda de vino se trasladó de nuevo a Francia. Además, los propietarios originales van muriendo y las herencias se parten, por lo que las propiedades cada vez pertenecen a más personas, lo que hace que la Colonia tenga más propietarios y se originen más conflictos.

P: ¿Cree que esto ha sido una de las principales causas de que no se haya conservado adecuadamente y que la encontremos en el estado en el que se encuentra ahora?

R: Sí, porque es una propiedad privada, y los tiempos cambian y todo se moderniza, pero en vez de modernizarse lo abandonaron. Por lo tanto, los edificios, actualmente, son una muestra perfecta de lo que se hacía a finales del siglo XIX y principios del XX. Si esto hubiera evolucionado, tendríamos un importante parque industrial, pero de esta manera tenemos uno fosilizado en el siglo XIX.

P: ¿Qué recomendaría, como historiador, a las instituciones municipales para que se pueda recuperar parte o incluso todo este patrimonio?

R: A raíz de la celebración del 775 aniversario de la conquista cristiana, las poblaciones de Sax, Villena y Salinas se están acercando y esto es un gran paso para que los hermanos de territorio colaboren entre ellos, pues somos propietarios de un territorio que debemos gestionar y conservar entre todos. Uno de los proyectos que se podrían realizar es la puesta en valor de la Colonia de Santa Eulalia, con todo el conjunto de infraestructuras como son las casas, las fábricas, las cuadras, etc., entre Sax y Villena, ya que este lugar pertenece a estas dos poblaciones, aunque la mayor parte del conjunto patrimonial pertenece a Sax.

P: ¿Cuáles son las acciones más inmediatas que se deberían llevar a cabo para que no se siga perdiendo este patrimonio?

R: Lo principal es conservar lo que hay, apuntalando las paredes, recuperando la cubierta de la fábrica de alcohol, y cerrando bien el teatro, donde ya se derrumbó el escenario e intentaron solucionarlo construyendo una pared, pero no sirvió de nada porque por arriba sigue abierto, y pueden entrar animales, agua y demás. La ermita se está hundiendo desde hace aproximadamente cinco años, y si no se conserva llegará un momento en el que se destruirá por completo. Está claro que en las propiedades privadas no se puede entrar legalmente, pero para el resto de elementos no hay excusa. Además, se podría actuar a través de la declaración de Bien de Interés Cultural, ya que se solucionarían gran parte de los problemas legales que hay. El ayuntamiento también podría implantar algunas medidas para que estos elementos no se destruyan, pues son muy importantes para nuestra historia.
Por otro lado, se han presentado distintos proyectos para realizar en este paraje. Uno de ellos fue en 2001, un Museo Nacional de Música de Fiestas de Moros y Cristianos, promovido por la UNDEF (Unión Nacional de Entidades Festeras), y que hubiera sido un éxito en este momento. Otro de los proyectos fue presentado por el ayuntamiento de Nueva York que, a través de la Universidad de Alicante y de Granada, propuso desarrollar en este lugar una sede universitaria.
Además, muchos estudiantes han desarrollado proyectos de gestión de patrimonio arqueológico, que proponen la musealización de este paraje, entre otras cosas, y también de desarrollo local a través de la cultura.

P: ¿Se conseguirá finalmente que la Colonia de Santa Eulalia se declare Bien de Interés Cultural?

R: Es muy difícil, porque aquí no solo intervienen los factores del valor del bien, sino también factores económicos, políticos, etc. En nuestros alrededores tenemos otros elementos propuestos para declararse Bien de Interés Cultural y que llevan años en el proceso. Además, en la Colonia de Santa Eulalia hay que tener en cuenta que pertenece a dos poblaciones, y habría que poner en valor todo el conjunto. Cuando se presenta esta declaración, la ley exige que, en un año, se debe presentar y aprobar un plan de gestión y dinamización que, por ejemplo, diga que en X años se va a recuperar este edificio o se va a llevar a cabo esta acción. ¿Se puede hacer? Por supuesto, y lo que tenemos que hacer todos es apoyarlo, pues es parte de nuestro patrimonio y de nuestra historia, y no solo para las localidades de Sax y Villena, sino que es un elemento único en nuestra zona y de gran importancia. Además, no hay que pensar tanto en lo que van a costar los proyectos, que por supuesto son muchos millones, sino que hay que empezar desde abajo, redactando proyectos que se tendrán que aprobar, estudios arqueológicos y arquitectónicos, y al final se efectuará la obra, pero, como he dicho, hay que empezar de cero, poco a poco y por fases.

P: Por lo tanto, ¿el BIC sería importante para la conservación de la Colonia?

R: Sería importante para su conservación y también para la historia de Sax, ya que esto conllevaría también el estudio real de la Colonia, y el poder aplicar todas las investigaciones que se han realizado. Además, sería una tontería que se hicieran nuevos estudios, cuando ya se han presentado numerosos proyectos arqueológicos, arquitectónicos y de desarrollo local sobre este paraje. Lo ideal sería pagarle a las personas que ya los han efectuado y utilizarlos como programas para hacer el proyecto.

P: ¿Cree que se podrá recuperar algún día el resplandor de antaño?

R: El funcionamiento en sí de la Colonia no se va a dar, porque cuando se recupera una pieza o un elemento no se hace para que se ponga en funcionamiento de nuevo, sino para que se convierta en un producto patrimonial de primer orden, desarrollando estrategias de turismo rural y cultural. Si esto se llevara a cabo, tendría que abrirse un museo que gestionara todo lo que se encuentra allí. Además, se debería recuperar muchos edificio como el teatro, o bien para usarlo como sala de reuniones o para realizar festivales de teatro de la época.

P: ¿Se podría decir que hay un problema de despreocupación por parte de los gobiernos de los municipios?

R: Se podría decir que sí, pero también influye que la custodia de este patrimonio esté compartida por Sax, Villena y por los propietarios originales de algunas construcciones. Por otro lado, la gestión del patrimonio es algo que siempre se ha quedado al margen, porque se considera que no puede aportar riqueza. Un ejemplo claro es el Castillo de Sax, que es visitado por muchísimas personas pero solo está abierto una hora a la semana, cuando se podría explotar mucho más. ¿Despreocupación? Sí, porque no entienden que la puesta en valor o ese reembolso de dinero puede permitir el desarrollo local a partir de la gestión del patrimonio, y el desarrollo local viene a través de la cultura, de la sociedad, de la economía, etc. Además, no hay que olvidar que aquí en Sax hay gente muy preparada para estos temas (geólogos, arquitectos, arqueólogos, etc.), sin necesidad de buscar agencias de desarrollo turístico o profesionales de otros lugares. Nadie mejor que una persona del pueblo para dar a conocer su patrimonio.

AUDIO DE LA ENTREVISTA

Un pensamiento en ““Nadie mejor que una persona del pueblo para dar a conocer su patrimonio”

  1. ESTUPENDA INFORMACIÓN..ME HA SORPRENDIDO ESTE CHICO ALBERTO OCHOA GARCIA POR SER TAN JOVEN Y CUANTO SABE DE LA HISTORIA DE LA VILLA DE SAX.FELICIDADES ALBERTO GRAN HISTORIADOR TIENES UN GRAN FUTURO POR DELANTE……UN ABRAZO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *