“No es necesario un mayor control sobre la dieta si el niño es vegano”

Cristina Santiago, nutricionista.

img_20161002_124818

Cristina Santiago durante su ponencia en el Vegan Fest de Alicante

Cristina Santiago periodista y nutricionista, especializada en alimentación vegana, sobre todo en en niños y embarazadas. Explica cómo seguir una dieta estrictamente vegana durante la infancia sin correr ningún tipo de riesgo. Para evitar así, que se repitan casos como el de la niña italiana que seguía una dieta vegana y la ingresaron de gravedad en la UCI. La experta habla desde los alimentos necesarios para cumplir con todos los nutrientes de una dieta infantil, hasta las precauciones que hay que tomar para llevarla sin riesgo alguno.

La nutricionista afirma que si una dieta vegana está bien planificada el niño puede obtener todos los nutrientes necesarios en la dieta infantil. Pero hay algunos más “polémicos” como las proteínas, que se pueden obtener de las “legumbres, la quinoa, cereales integrales, verduras de hoja verde y frutos secos”. El calcio es otro de los minerales que generan gran controversia cuando un niño sigue una dieta estrictamente vegana, es decir, que no ingiere ningún tipo de lácteo una vez abandona la leche materna. Este mineral se puede obtener sin consumir lácteos, “ya que no son imprescindibles” y  se encuentra en “la familia de las crucíferas, donde encontramos: el brócoli, la lombarda y la rúcula; las cuales aportan un calcio más asimilable que el que proviene de la leche de vaca” explica la experta. Además, “el calcio, se puede encontrar en los frutos secos y las leches vegetales fortificadas, aunque estas últimas también son prescindibles” matiza.

Otro nutriente fundamental que debe contener una dieta infantil es el hierro, el cual, como afirma Santiago, se adquiere en una dieta vegana mediante las legumbres y favorece su absorción si se acompañan con alimentos ricos en vitamina C, preferiblemente crudos, debido a la sensibilidad al calor de ésta. Sin embargo, la vitamina que más debate genera es la Vitamina B12, que se encuentra principalmente en gran variedad de alimentos de origen animal y se encarga de ayudar en la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central. Y “la falta de ésta puede provocar daños neurológicos irreversibles” comenta Cristina Santiago. Por ello recomienda la suplementación de la vitamina B12 en las dietas veganas y explica que no por ello se convierte en una dieta artificial, ya que esta vitamina es una bacteria que crece en la tierra y los animales la obtienen al pastar, pero a día de hoy, son pocos los animales que pastan, solo los de agricultura ecológica, por ello en la industria cárnica alimentan a los animales con piensos enriquecidos en B12 o se lo inyectan directamente. “Estamos perdiendo el contacto con la tierra” asegura la nutricionista a raíz de la industrialización de la agricultura.

Para la nutricionista no es necesario un control y seguimiento más estricto hacia el niño que sigue una dieta vegana, en comparación con el que sigue una dieta omnívora. Sino que “como toda dieta infantil requiere una buena planificación para que sea saludable”. Además manifiesta su descontento, como periodista, hacia los medios de comunicación por la información que han dado con respecto al caso de la niña italiana, recientemente ingresada de gravedad en la UCI y que seguía una dieta vegana. A su parecer “los medios han dado una opinión manipulada y tergiversada”.

“Los efectos negativos a largo plazo en una dieta infantil estrictamente vegana bien planificada son inexistentes” según explica Santiago. Asimismo afirma que “es tan o incluso más saludable que la dieta omnívora”, basándose en  estudios que comparan los efectos de ambas dietas y concluyen que los que siguen una dieta vegana tienen menor incidencia de cáncer, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, etc. Por el contrario, “si se sigue una dieta vegana mal planificada durante la infancia, se pueden dar casos, al igual que el la omnívora, de obesidad, diabetes, daños neurológicos causados por el déficit de vitamina B12” añade la nutricionista.

“Uno de los inconvenientes de esta dieta, es dar por hecho que por ser vegano ya se está llevando una dieta mejor. Ya que hay mucha gente que siendo vegana basa su dieta en harinas refinadas, azúcar blanco, bollos” advierte la experta en nutrición. “La base de la alimentación han de ser las frutas y verduras cuanto menos procesadas mejor” añade Santiago.

Otro tema polémico que surge cuando un niño en edad escolar sigue una dieta vegana es el menú en el comedor del colegio, ya que la gran mayoría no contemplan una opción vegana y muchos tienen un menú muy cerrado. Ante esta situación, Santiago, anima a los padres de niños veganos a que intenten instaurar opciones veganas saludables en los menús escolares. También afirma que si el menú es omnívoro, pero equilibrado, y contiene legumbres, arroz y verduras, un niño vegano se puede adaptar sin muchos problemas a él.

Por último y para que no se repitan más casos como el de la niña italiana, mencionado anteriormente, Cristina Santiago, recomienda: “planificar la dieta bien, asesorarse por un especialista y suplementarse con vitamina B12 siguiendo las cantidades recomendadas de un especialista”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *