“No nos dejaron subir al avión con más de cuatro perros guía”

JOSÉ ANTONIO MIRA, organizador del Camino de Santiago para ciegos y Presidente de la Asociación de Usuarios de Perros Guía

Un grupo de invidentes realizó hace un mes el Camino de Santiago acompañados de sus perro guía. Esta peregrinación se hizo como reivindicación, para demostrar que los ciegos también son capaces de hacer el camino, pero sobre todo dar cuenta de los derechos que los perros guía tienen. La organización de este evento corrió a cargo de José Antonio Mira, un invidente ilicitano que pertenece a la Asociación de Usuarios de Perros Guía de la Comunidad Valenciana, la que hizo el camino. En esta organización se encontró con varios problemas que podían impedir seguir adelante, pero él logró que los invidentes llegaran sin problemas.

El organizador del Camino de Santiago para ciegos junto a su perro guía/ Sonia Faura

El organizador del Camino de Santiago para ciegos junto a su perro guía/ Sonia Faura

Uno de los contratiempos con los que se encontró el organizador de este evento fue cuando quiso sacar los billetes de avión para ir hasta Galicia para empezar la peregrinación. “Íbamos hacer el viaje en avión ya que es muy largo, pero al final fuimos en autobús porque no dejaban subir a más de cuatro perros en el avión”, comenta Mira. También explica que escogieron ir a un hotel porque hace un año unos compañeros tuvieron problemas con los albergues debido a que llevaban perros y no les permitían el acceso

Para no tener más imprevistos que pudiera acarrear algún enfrentamiento, el organizador del evento se aseguró de que les dejaran entrar a todos los sitios avisando con antelación, por lo que una vez allí no tuvieron ningún problema para entrar a los restaurantes.

Como se puede comprobar desde el inicio se encontraron trabas para seguir adelante con la peregrinación, pero eso no les impidió llegar a la meta, a la Catedral de Santiago de Compostela. Un camino de reivindicación, donde dieron cuenta de los derechos que tienen los perros. El propio organizador asegura que muchas de las veces que tienen problemas es “por falta de información”. También recuerda que hay una legislación que les ampara, pero manifiesta que “es muy violento estar constantemente con la ley en la mano”.

A José Antonio Mira no le gusta estar recordando los derechos que tienen ellos junto a sus perros cada vez que no les permiten el paso a algún sitio. El presidente comenta que para dar a conocer los derechos que tienen realizan actividades, como fue el Camino de Santiago o también la que tienen programada el 21 de octubre, una convivencia en Castellón. El organizador del Camino de Santiago, está muy contento, él y todos los peregrinos que participaron, ya que se le ha dado mucha difusión y ha salido en todos los medios de comunicación. Además el presidente reconoce orgulloso que “ha sido un logro” y que han sido felicitados por mucha gente.

La reivindicación se realizó porque los invidentes acarrean desde hace tiempo. Mira cuenta alguna de sus anécdotas negativas en cuanto a este tema: “Una vez en un restaurante del centro les dije que no pasaba nada, que volvería pero con la legislación en la mano y al rato me llamaron diciéndome que sí que podía entrar”. Además, lamenta que no sabe que se imaginan de los perros guía, dice que cuando van con el perro, el animal se mete debajo de la mesa y no molesta.

José Antonio Mira asegura que él siempre avisa de que va con un perro, por ejemplo cuando pide un taxi. A diferencia de otros compañeros invidentes que no avisan, “lo que les ha pasado es que ha llegado el taxi y les ha dicho “no, yo no quiero que suba el perro” y se largan”. Respecto a este tema, vuelve a recordar que existe una ley que regula los derechos de los perros guía y que pueden poner una multar entre 300 y 1.000 euros para aquellos que la incumplan.

José Antonio Mira cuenta más anécdotas que le ha ocurrido en su día a día por llevar perro, a parte de la del taxi. Por ejemplo, a la hora de entrar a algún restaurante. Cuenta que una vez en un restaurante del centro de Elche le echaron por entrar con su animal de asistencia, respecto a esto Mira les dijo: “no pasa nada, pero volveré con la legislación en la mano”. Tras la amenaza le llamaron diciéndole que sí que podía entrar. El presidente de la asociación lamenta esta situación porque no entiende que se pueden imaginar de un perro guía, explica que “el perro tiene una educación, él se mete debajo de la mesa y no molesta”.

En cuanto a la educación de los perros, explica Mira que tienen un adiestramiento muy estricto y las personas que necesitan estos perros se preparan durante un mes en Rochester (EE.UU) con estos animales para aprender a manejarlos. La instrucción severa de los perros y sus dueños consigue que la presencia de los canes no moleste a los demás ciudadanos, garantiza el usuario del perro guía.

La Asociación de Usuarios de Perros Guía de la Comunidad Valenciana realiza actividades como ya la mencionada anteriormente, el Camino de Santiago o convivencias, en esta última actividad se intercambian experiencias y además asisten a charlas para ayudarles a mejorar un poco en el día a día con el perro. El presidente, recalca en las convivencias que los invidentes también tienen deberes con el perro, como mantenerlo limpio, llevarle al veterinario y por supuesto, tener siempre a mano la documentación del perro. “Estamos dispuestos a que nos pidan los papeles como a un conductor de un vehículo”, declara el presidente de la asociación para acabar con la entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *