Puentes en quiebra

Los puentes alcoyanos están sufriendo un desgaste muy alto en los últimos 30 años pero la escasa capacidad económica impide mantenerlos en buen estado año tras año.

Según la RAE, un puente es una construcción de piedra, ladrillo, madera, hierro o hormigón, que se construye y se forma sobre los ríos, fosos y otros sitios, para poder pasarlos. Una definición escueta, sencilla y muy clara pero que adquiere un significado mucho más amplio y especial en la localidad alicantina de Alcoy. En la ‘Ciudad de los puentes’, todas estas construcciones son imprescindibles y sin ellas, la comunicación entre toda la ciudad sería imposible. Estructuras indispensables pero a la vez desgastadas y antiguas.

El Viaducto de Canalejas con su red protectora

El Viaducto de Canalejas con su red protectora

Más de 20 puentes rodean la ciudad alcoyana pero 7 de ellos adquieren una importancia especial. El puente de la Petxina, el puente de las Siete Lunas, el puente de San Roque, el puente de María Cristina o de Cervantes, el Viaducto de Canalejas, el puente de San Jorge y el viaducto atirantado de Fernando Reig, son los más relevantes. Todos construidos con un fin y un objetivo muy claro: comunicar las diferentes partes importantes de la localidad. No obstante, la mayoría de estas construcciones se realizaron hace muchos años y por ello muchas necesitan una restauración y mantenimiento ahora. El motivo por el que no se efectúan estos cuidados esenciales es la poca capacidad económica.

“Todos los puentes necesitan una restauración pero no hay dinero para ello”. Opinión de un experto en historia alcoyana como es José Luis Santonja. El director de las bibliotecas califica como “importantísimas e históricas” las 7 estructuras. “El puente más antiguo de Alcoy es el puente María Cristina o también llamado Cervantes, que se construyó en 1823”, afirma Santonja. Desde el siglo XIX que algunos puentes están construidos, es decir, hace más de 190 años. Fecha que denota la antigüedad y el desgaste de más de una construcción. En cuanto a importancia de unos sobre otros, “para mí el más importante de todos es el puente de San Jorge puesto que es la construcción más emblemática de Alcoy y conecta el centro urbano con la tercera fase del Ensanche y la Alameda”, señala el director de las bibliotecas. El puente de San Jorge como la estructura de referencia para la ciudad. Todo el mundo que quiere describir la localidad, siempre indica esta construcción por su conexión con el centro urbano. Del mismo modo, también hay tres puentes que son muy importantes por su comunicación con el exterior. “El puente de la Petxina, el puente de San Roque y el de Benisaidó, son los tres pioneros en sacar al municipio al exterior puesto que comunican la carretera urbana con la carretera dirección Valencia”, explica el historiador. No solo son relevantes estas construcciones, también hay nuevos puentes que tienen importancia.

La nueva estructura que conecta la zona norte de Alcoy con el centro urbano

La nueva estructura que conecta la zona norte de Alcoy con el centro urbano

El puente de San Jorge es la estructura de referencia en la ciudad

Estructuras hechas de cemento, de hormigón o incluso de metales. Todo tipo de material rodea a estos puentes. “Toda una variedad artística embellece a estas construcciones. Cada una está hecha de una forma diferente y de un material distinto”, aclara el historiador. Esto les da magia pero a la vez cada uno de estos materiales utilizados para su construcción se desgasta, dejando así de lucir como el primer día. Por ello todos necesitan un lavado de cara y un mantenimiento ya que se usan continuamente.

Cuestión de prioridades

Si bien la veintena de puentes necesitan una restauración o al menos un mantenimiento, algunos reciben la categorización de urgentes para el municipio. Las estructuras del viaducto de San Jorge y del Viaducto de Canalejas están dañadas y desgastadas. El primero de ellos al ser catalogado como el más emblemático o el más importante para la mayoría de la población, ha tenido una pronta remodelación en su tablero. Sin embargo, el segundo no ha corrido la misma suerte. Jordi Martínez, funcionario de Correos y concejal de Obras Públicas y Servicios en el Ayuntamiento de Alcoy, es un fiel conocedor de estas circunstancias que están ocurriendo. “En los últimos años no se ha invertido lo suficiente o nada por la crisis pero queremos hacer actuaciones en todos los puentes priorizando aquellos que estén en peor estado”, afirma Martínez. La corporación se ha comprometido en su legislatura a mantener adecuadamente cada uno de los puentes si la capacidad presupuestaria se lo permite.

El puente de San Jorge luciendo su esplendor

El puente de San Jorge luciendo su esplendor

El hecho es que de momento solo han restaurado una parte de la estructura de San Jorge. “Hemos destinado alrededor de 360.000 euros para renovar la imagen del tablero”, indica el político. Además, añade que es una “cantidad de dinero relativamente alta observando la inversión nula que se había hecho años atrás”. En cuanto al Viaducto de Canalejas, el concejal afirma que en 2016 se presupuestará su restauración urgente. Esta estructura también está especialmente dañada por unas piezas prefabricadas que se pusieron hace 30 años en el mismo puente. Juntaron dichas piezas con la parte antigua y ahora se están creando ranuras en los bordillos de la acera que crean desprendimientos de piedras y hormigón. Una situación muy peligrosa para el viandante y que se ha solucionado con una red protectora. “La red que sustenta todas las piedras y el hormigón es una medida de urgencia y que está solventando temporalmente los problemas”, manifiesta el funcionario.

La estructura del Viaducto de Canalejas está especialmente dañada por unas piezas prefabricadas que se pusieron hace 30 años

2016, una fecha tardía para el ciudadano

La fecha pactada o prometida,  2016, queda un poco larga y la población y sobre todo el ciudadano que vive en la calle Tossalquiere unas medidas más efectivas e inmediatas por su propia seguridad. Seguridad que no sienten ahora mismo con esa red protectora. Sin embargo, Francisco Muñoz, ingeniero de caminos y puertos en el Ayuntamiento de Alcoy, no está de acuerdo en que sea así. “La red protectora es segura y estamos trabajando para solucionar de una forma más óptima este problema”, declara el técnico. La solución no es inmediata debido a la capacidad presupuestaria actual del gobierno local. En 2014 no se destinó nada para el cuidado de estas estructuras y ahora llegan los problemas. Según Muñoz, “los trabajos de mantenimiento en los puentes se van haciendo pero siempre partiendo de la idea de que las necesidades de conservación son mucho mayores que las posibilidades reales de acometerlas”.

Muchas personas pasan por los puentes alcoyanos día tras día pero ninguna se da cuenta de en qué estado están las estructuras. Tan solo aquellas que sufren seriamente este desgaste, como los vecinos de la calle Tossal, conocen realmente el deterioro que tienen por su antigüedad y uso. El mantenimiento y cuidado es fundamental año tras año porque de no ser así el gasto invertido en estas construcciones puede ser mucho más alto. La famosa ‘Ciudad de los puentes’ necesita ese cuidado y vigilancia para poder así lucir como el primer día, como en el siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *