“Que el público piense muchas veces al político le resulta molesto”

Arturo Menor/ Director del documental Wildmed

Entrevista en Audio

Arturo Menor

Arturo Menor durante una ponencia en el evento “Emlobados”

Arturo menor es biólogo y productor audiovisual. Su producción más importante ha sido la que ha desempeñado como director en el largometraje Wildmed, el último bosque mediterráneo que ha obtenido reconocimientos internacionales como el premio a la Mejor Película de Gran Impacto en el Festival Internacional de Cine de Naturaleza de Vaasa, en Finlandia, o el Premio a Mejor director novel en el Festival Internacional de Naturaleza de Japón, así como otros méritos a nivel nacional.

Pregunta. – Durante casi 2 años ha estado rodando en Sierra Morena, ha podido grabar impresionantes tomas protagonizadas por animales como el azor, el águila imperial o el lince ibérico, sin embargo durante todo este tiempo de rodaje no conseguiste grabar ninguna toma del lobo ibérico en libertad. Los lobos de tu película son actores.  Arturo, ¿Cuál es la situación real del lobo en el sur peninsular? ¿Podría decirse que el lobo ibérico esta extinguido en Andalucía?

Respuesta. – Lo cierto es que la situación real del lobo no la conocemos. No sabemos cuántos ejemplares quedan, lo que sí sabemos es que los pocos ejemplares que quedan en Sierra Morena están hibridados con perro. Se ha hecho un estudio genético con una hembra que apareció hace unos años muerta y el nivel de hibridación es bastante alto, la población se encuentra en una situación límite. La Consejería de Medio Ambiente sigue diciendo que quedan grupos reproductores pero lo cierto es que tampoco hay evidencias y los últimos restos que se han encontrado de lobos son del año 2013, hace ya dos años. Pero bueno yo creo que es importante seguir hablando del lobo en Sierra Morena y reconocer que sigue presente porque de esa forma mantenemos vivo el recuerdo de esta especie y siempre será más fácil trabajar de cara a reforzar unas poblaciones que todavía existen con ejemplares del norte de España que plantear una reintroducción total.

 

P.- Hace un par de semanas la Junta de Andalucía aprobó el segundo plan de recuperación de la especie, dotado de 12 millones de euros, sin embargo no se contempla la repoblación con ejemplares norteños ¿Crees que será efectiva a estas alturas esta inversión de capitales? ¿Cuál crees que es la solución para evitar la desaparición de la especie?

R.- Lo primero que hay que hacer es reforzar esa población con ejemplares del norte, para tener ejemplares más sanos y con mayor variabilidad genética. Esto no quita que las medidas que pretende poner la Junta de Andalucía no sean necesarias. El proyecto Life que está planteando la Junta está enfocado a la comunicación y yo creo que es muy importante que haya un plan previo de comunicación para que en los habitantes del campo haya un clima favorable de cara al regreso de esta especie.

P.- ¿Consideras que estos presupuestos que se destinan a la política ambiental algunos se quedan a medio camino? ¿Has podido sentir esto durante el tiempo que has sido biólogo para la Junta?

R.- Yo creo que en todas las administraciones el funcionamiento tiene fallos. Las administraciones públicas en materia de conservación siempre van por detrás, nunca toman iniciativas para prever la actuación que posteriormente es necesaria. Sería injusto decir que todo el dinero se ha empleado mal, se han hecho muchas cosas positivas, por ejemplo se ha conseguido aumentar las poblaciones de lince o de águila imperial. No quiero ser injusto con la Junta porque han hecho un buen trabajo y son una administración modélica a nivel nacional. Se han dejado cosas en el tintero pero muchas cosas se han hecho bien.

P.- ¿Qué le pasaría a una Sierra Morena sin lobos?

R.- Le pasaría lo que ya le está pasando. Aunque queden lobos en zonas concretas en la mayor parte de Sierra Morena no hay lobos y  está desapareciendo. Los árboles se están muriendo y no hay recuperación posible. Las población de ciervos y jabalíes son enormes, aunque también hay muflones, gamos y corzos en algunas zonas. Esto está haciendo que éstos animales se coman todas las bellotas que produce el bosque que  además está viéndose sometido a un proceso que se conoce como “seca” debido a un hongo introducido que viene desde Nueva Zelanda. Entonces es necesario regular las poblaciones de ungulados y la forma que tiene el medio natural de regular esta superpoblación de herbívoros silvestres es con los grandes depredadores como el lobo. Si no tenemos lobo el bosque seguirá sufriendo y seguirá habiendo este desequilibrio ecológico que estamos viendo actualmente en SIerra Morena.

P.- ¿Sería suficiente la regulación de los herbívoros por parte del lobo para que el bosque se enfrentase a la seca?

R.- La seca es un problema bastante complejo. Hay superpoblaciones de insectos que han crecido por motivos de desequilibrio ecológico. Habría que trabajar para que las poblaciones de especies insectívoras recuperasen sus poblaciones, tratar de buscar variedades de alcornoque que resistan mejor a estos hongos invasores. Pero lo primero que hay que hacer es regular las poblaciones de herbívoros y eso solo lo puede hacer el lobo. El lobo es una especie clave en el ecosistema, es un superpredador y no tiene sustituto posible. EL cazador no está sustituyendo al lobo en la práctica. De hecho las grandes poblaciones de ungulados silvestres están ocasionando graves daños en agricultura, jardines, siniestralidad en carretera y además el daño a la ganadería. El ciervo y el jabalí hacen muchísimo más daño a la ganadería que el propio lobo porque estos animales silvestres no tienen control veterinario y transmiten enfermedades al ganado doméstico. El año pasado por culpa de esta situación se tuvieron que sacrificar en Andalucía más de diez mil vacas. Me pregunto qué hubiera pasado si el lobo se hubiera comido diez mil vacas en Andalucía el año pasado, hubiera salido en todos los medios de comunicación. Esta situación precisamente se podría haber evitado si hubiera lobos en Sierra Morena y si las poblaciones de ungulados hubieran estado en unos niveles normales.

 

P.- Se dice que Félix Rodríguez de la Fuente fue el que salvó a los lobos ibéricos mediante su programa El hombre y la Tierra. Desde hace unos años hasta ahora se están produciendo una serie de matanzas de lobos en el norte peninsular. ¿Crees que existe un gran desconocimiento en la gestión de esta especie?  ¿Por qué no actúan las administraciones públicas correctamente?

R.- Como ya he dicho el proyecto Life que ha puesto en marcha ahora la junta es de comunicación, pero nosotros no hemos decidido formar parte de este proyecto. Nosotros como científicos y comunicaciones queremos mantener nuestra independencia. Si trabajas con administraciones públicas te piden que des el mensaje que ellos creen conveniente. Nuestras producciones tienen un una visión imparcial y puramente científica, intentando que el espectador saque sus propias conclusiones. Los documentales de naturaleza hace que el público piense y que se cuestione las actuaciones de las administraciones y muchas veces al político le resulta molesto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *