“Queremos comprometer a los bancos a contribuir en proyectos sociales en Alicante”

Nerea Belmonte Aliaga | Concejala de Acción Social y Vivienda de Alicante (Audio)

Nerea Belmonte

Nerea Belmonte asegura que la Concejalía de Acción Social de Alicante contemplará la vivienda como un derecho básico / Olga Avellán

Nerea Belmonte (Alicante, 1987) tiene como prioridad mejorar la vida de las personas. Se licenció en Derecho por la Universidad de Granada y tiene un Máster en Derecho Internacional por los Derechos Humanos por la Universidad de Essex. Fue una de las impulsoras de la Plataforma Stop Desahucios Alicante,  donde daba apoyo legal a ciudadanos sin recursos. En la actualidad, es concejala de Acción Social y Vivienda en el Ayuntamiento de Alicante. Es militante de Podemos y forma parte del equipo de gobierno por la coalición Guanyar Alacant, junto a PSOE y Compromís. Su apuesta política es la de crear un parque de vivienda social municipal que cubra las necesidades de los alicantinos.

Pregunta: ¿Qué opinión tiene del actual sistema urbanístico de vivienda de Alicante?
Respuesta: La vivienda se ha entendido como un servicio y no como un derecho humano universal. No ha habido una puesta política por crear un parque de viviendas municipal fuerte, ni se ha mirado a otros países europeos donde la residencia social forma un porcentaje muy amplio, y eso nos ha pasado factura con la crisis. Eso es en Alicante y en toda España. Este Gobierno ha apostado por concebirla como derecho social y, aunque este año se han hecho modificaciones de crédito para destinar 750.000 euros a la compra de inmuebles sociales, no es suficiente para la cantidad de peticiones que recibimos. Tenemos un parque de 843 viviendas pero una lista de espera de 300 familias que hay que revisar porque hay un atasco de hasta hace 4 años. Todos los días llegan nuevas peticiones. Si el Ayuntamiento, la Generalitat o el Estado pudiesen contribuir con ayudas, evitaríamos dramas y aumentar la lista de demandantes.

Según la Entidad de Infraestructuras de la Generalitat (EIGE), hay unas 2.000 viviendas en Alicante. Estos domicilios tienen más demanda que las municipales porque están subvencionados. El problema es la mala gestión de mantenimiento que se ha llevado a cabo, ya que muchas de ellas se han quedado vacías al no haber sido restauradas o se han ocupado ilegalmente. La Generalitat va a tener que “ponerse las pilas”.

P: Por parte del Ayuntamiento de Alicante, ¿se tiene una partida económica suficiente para ayudar a la gente que necesita acceso a una vivienda?
R: Todo influye. El Ayuntamiento de Alicante está intervenido y eso es tener una soga en el cuello que no te deja respirar. Tenemos la suerte de que este nuevo equipo de Gobierno ha apostado por los derechos sociales. La de Vivienda es la única Concejalía a la que se nos ha permitido aumentar los presupuestos un 10% para el 2016. Vamos a introducir una partida nueva para ayudas al alquiler social, algo que antes no existía en este Ayuntamiento.

P: ¿Cree que están cubiertas las necesidades de rehabilitación de viviendas de la gente sin recursos?
R: No se han cubierto. Por ejemplo, en 2015 se ha quedado muchísimo dinero sin utilizar que había destinado a la rehabilitación de viviendas por parte de la Generalitat. No ha habido suficientes peticiones y eso se debe a que los particulares no son especialistas para pedir las ayudas de rehabilitación. Para el proceso piden documentos complicados de conseguir con un lenguaje especialista, trámites burocráticos casi imposibles. Un ciudadano a pie de calle no tiene la capacidad técnica para solicitarlas. Nuestro objetivo es plantear a la Generalitat que facilite los trámites y que el Ayuntamiento se implique y apoye a los particulares y a las comunidades de vecinos para solicitar esas ayudas. Ahora mismo, tenemos un proyecto muy interesante, el Urban de Cigarreras, de los fondos europeos para la rehabilitación y puesta en marcha de proyectos medioambientales y sociales. La idea es destinarlo a la conservación de viviendas de la zona del Plà. Consiste en hacer un partenariado público-privado con las entidades financieras y poner en disposición una oficina de mediación para la rehabilitación de inmuebles, donde podamos desarrollar los proyectos técnicos y presentar a los propietarios un sistema de pago que puedan asumir.

P: ¿Sería una solución que el Ayuntamiento directamente otorgue las subvenciones para la rehabilitación?
R: Sobre estas subvenciones, la competencia es de la Generalitat, y es ella la que tiene que disponer de los recursos económicos. Nosotros podemos contribuir y ayudar al ciudadano con los trámites, pero lo que es la subvención en sí se encarga la Generalitat. Nos ofrecimos a gestionar el parque de inmuebles de EIGE desde el Patronato de Vivienda, pero nos contestaron que es responsabilidad suya gestionarlo. En tema de ayudas pasa lo mismo, quieren continuar gestionándolas directamente.

Desde el Ayuntamiento estamos manteniendo una vía de comunicación directa con la Generalitat para exigir una nueva Ley Autonómica de Vivienda, para lo que contamos con el apoyo de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca y con grupos políticos. La intención es disponer de mayor independencia de gestión de recursos económicos.

P: Por parte de colectivos que promueven acciones sociales, alegan que en Alicante hay una carencia de programas por parte de las Instituciones, ¿se tiene previsto implantar alguno?
R: El proyecto estrella lo tenemos en Plaza América. Es un programa maravilloso que nos gustaría replicar por otras zonas de la ciudad. El problema es que hacer un plan de vivienda intergeneracional es caro y no se prevé poder poner en marcha un proyecto nuevo tan grande como este. En este momento no hay dinero pero, si canalizamos el ahorro del sistema en proyectos de ese tipo, sí sale rentable. La calidad de vida de los ancianos de esta zona ha mejorado, hacen actividades con ellos, los acompañan. Esto hace que no haya que poner otros servicios extras para ese colectivo.

Nos gustaría aumentar el parque viviendas, recibimos peticiones de ONG’s y asociaciones de enfermos mentales, discapacitados, drogodependientes que nos piden poner en marcha programas de impulsión social y vamos a destinar una serie de inmuebles para esos programas. Estamos redactando un convenio con las entidades bancarias para que se comprometan a no desahuciar en la ciudad de Alicante, ceder un número determinados de viviendas a proyectos sociales de la ciudad y participar en concursos públicos que se hará desde el Ayuntamiento de Alicante, para comprar lotes de vivienda a bajo precio.

P: En cuanto a las asociaciones que dan apoyo para la integración social, ¿qué opinión le merece la labor que desempeñan la ONG Arquitectura Sin Fronteras?
R: Merecen todo mi respeto y todo el apoyo que se les pueda dar. Como Ayuntamiento estamos bastante limitados. Me gustan las asociaciones porque muchas veces pueden llegar a sitios que desde la administración no se puede, ellos tienen más rapidez y flexibilidad. Una asociación o una ONG pueden llevar su proyecto adelante de una forma más rápida que nosotros. Tienen viabilidad de buscar financiación por otras vías. Es muy importante que las entidades sociales sean activas. Las asociaciones están haciendo una labor muy inteligente de no solo hacer caridad a lo loco, sino que son conscientes de que hacen faltan profesionales para llevar a cabo una serie de tareas para la ciudadanía.

P: Sobre el proyecto de crear comedores sociales y viviendas para indigentes que ha solicitado la Asociación de Vecinos La Prosperidad de San Gabriel, ¿existe la posibilidad de que los bancos les faciliten espacios o locales para desarrollarlos?
R: Todo es cuestión de que podamos mediar con los bancos. Estamos hablando de un proyecto que necesita muchísimo espacio, tenemos que ver si alguna entidad dispone de algún inmueble. El barrio San Gabriel es lo suficientemente grande para que se lleve a cabo, la mediación se puede hacer y nosotros no tenemos ningún problema, pero al final la voluntad es del banco, porque no es lo mismo un local pequeño que un espacio grande para llevarlo a cabo. Por intentarlo que no quede.

 

Realizado por:
Yolanda Delicado
Cristian Blázquez
Ana Blázquez
Olga Avellán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *