Se abre el telón y bailan las hogueras

Luces, música y acción. La vigésimo octava edición de los “Playbacks” de les Fogueres de Sant Joan que organiza todos los años la Federación de Fogueres contó con el disfrute en el escenario de niños, jóvenes y adultos. El Hogar Provincial fue testigo de las eliminatorias y el pabellón “Pitiu Rochel” de la final. La puesta en escena y las coreografías no nos defraudaron a ninguno de los asistentes. Las eliminatorias estaban muy reñidas. Cada año los bailes son más originales y los actuantes no dudamos en dejarnos la piel en el escenario. Para muchos de los “bailarines” los “playbacks” no son un hobby, sino una competición.

”Bailamos para ganar, aunque lo principal es disfrutar y pasárnoslo bien” cuenta uno de los participantes.

“Este es el último año que monto la coreografía y que participo en los playbacks y me gustaría retirarme por todo lo alto. Sé que es difícil y más en este tipo de competiciones, porque son muchas hogueras y mucha rivalidad, pero por intentarlo no perdemos nada.”

Los cinco fines de semana del penúltimo mes del año se pueden resumir en bailar, bailar y bailar. Desde el día 31 de octubre hasta el 29 de noviembre han pasado muchos pies por los escenarios. Fueron semanas de nervios, risas, preparativos, llantos, ilusión y sobre todo mucha unión. El jurado lo tuvo verdaderamente complicado para decidir qué números pasaban a la final y cual de todos se alzaba con el título de ganador.

Adulta, infantil y única. Tres modalidades diferentes con un mismo objetivo: pasarlo bien con la hoguera y hacerlo lo mejor posible estando encima de las tablas. María es la  presidenta de la foguera Nou Alipark. Esta joven foguerera lleva treinta y siete años dentro de la “festa més fermosa” y treinta  participando en los playbacks. “ Los bailes han cambiado mucho. Antes no te exigían ni te exigías tú mismo tanto. Además, hace años tampoco existía la modalidad única, por lo que eran o adultos o infantiles y no había tanto revuelo. Ahora, por lo menos nosotros que participamos en única (es la modalidad en la que bailan adultos e infantiles juntos) tenemos que estar más pendientes de que las niñas tengan su protagonismo y la misma participación que los adultos, ya que por algo bailan” .

12308624_10153730683128427_4069337365977824912_n

La hoguera Nou Alipark preparada para partir hacia el “Pitiu Rochel” a defender su actuación en la final

Lo positivo de cada modalidad es que “no se pisan los talones unas a otras”. Adulta compite contra adulta, infantil contra infantil y única contra única. Igualdad de condiciones. Así todos partimos con la misma ventaja y nos resulta más fácil, que no con menos presión, bailar.

A las personas que no hayan participado nunca en este certamen, les guste el baile, las hogueras o incluso pasárselo bien, debería disfrutar y sentir todo lo que conlleva preparar un playback y ponerlo en escena. Estar entre bambalinas es igual que una olla a presión que no hace más que silbar y no sabes si al final acabará explotando o conseguirá calmarse. Pude apreciar y participar en el nerviosismo que se respira, las risas sin venir a cuento y los gritos.

“Lo peor ya ha pasado. Lo más gordo e importante es clasificarse y aquí estamos. En la final el público y el jurado ya conocen tu baile y lo único que tienes que hacer es salir tranquila y disfrutar” palabras de Raquel y Laura, compañeras de baile segundos antes de salir.

 La suerte está echada fue la frase más oída durante las tres noches de final

El aforo estaba completo y nadie quiso perderse la final. Bellesa del Foc, damas d’honor, presidente, federación, familiares y amigos; en definitiva, personas que querían pasar un buen rato y ver a sus conocidos bailar. El viernes 27 bailó la modalidad adulta, consiguiendo el primer premio la hoguera “Sant Blai la Torreta”, haciendo doblete con el triunfo también en la modalidad de infantiles celebrada el sábado 28. Finalmente y cerrando esta vigésimo octava edición, en la modalidad única, divida entre A y B, los vencedores de A fueron “Pla Hospital” y los de B “Foguerer Carolinas”

En las gradas, público y actuantes ríen, bailan y disfrutan mientras esperan a que salga el jurado al escenario con el sobre del ganador. María, tranquila y pendiente de las niñas dice:  “Haber llegado hasta aquí ya es un premio, nos damos por satisfechos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *