Se buscan nuevas promesas del cine

12240394_844944312288104_1091176524801489857_o

Pablo Berger en Film Camp/ La Base escuela de cine

El pasado 14 de noviembre dio comienzo el curso de dirección de cine Film Camp, organizado por la escuela de cine La Base. La principal característica de este curso, que se impartirá en la Universidad Politécnica de Cartagena cada fin de semana hasta el 20 de diciembre, es que cuenta con la figura de uno de los grandes del cine español, el director y guionista Pablo Berger.

Diez sillas de colores divididas en dos filas, una pizarra de rotuladores, el cartel promocional de La Base colgado en la pared del fondo, era todo lo que se veía al entrar en el lugar en el que se iba a empezar a impartir este curso cinematográfico. Libretas, bolígrafos azul cielo, carpetas y acreditaciones con el nombre de cada participante se encontraban distribuidos por las sillas de la sala.

La televisión local de Cartagena fue la primera en llegar a cubrir el evento, llegando, incluso, antes que los propios alumnos. Pero tuvieron suerte, porque había un par de ellos que habían llegado con antelación, acelerados por la emoción y los nervios de empezar el curso y conocer a sus compañeros y profesores y, sobre todo, por ver a Pablo Berger, que se presentó a cada uno de ellos con una grata sonrisa y dos besos.

Los reporteros pidieron a varios alumnos que les contasen a la cámara por qué estaban en el curso y que esperaban aprender de él, posteriormente, como es natural, entrevistaron a Berger, que se mostró natural y relajado delante de la cámara, todo lo contrario que los alumnos a los que entrevistaron. Cuando todos llegaron dieron comienzo las presentaciones.

El concejal Delegado de Cultura, Educación e Igualdad, David Martínez Nogueres, se acera saludar a los alumnos de Film Camp y les dio la bienvenida a ellos y a La Base.

12241080_844944082288127_2582459684766317730_o

Alumnos de Film Camp/ La Base escuela de cine

La variedad, sin duda, también fue una de las protagonistas del día, ya que no todos los alumnos del curso estudiaban o habían estudiado algo relacionado con el cine, al contrario, te podías encontrar desde una abogada, como era el caso de María, que trabajaba además en la Universidad Polítécnica; hasta una psicóloga, como era el caso de Carmen. Sin duda, como dice el dicho, el hábito no hace al monje, ya que, incluso el mismo Berger, cursó, antes de dedicarse a este séptimo arte, una ingeniería.

Al final de la jornada se podía contemplar una atmósfera de complicidad entre todos los participantes de Film Camp y, gracias a la cercanía de Pablo Berger, Antonio Conesa, que se presentó a los alumnos un poco más tarde; y Pablo Más, ellos también se integraron con los alumnos sin problemas.

El curso de dirección de cine finalizará con la exposición de los cortos que los alumnos de este tendrán que crear, grabar y montar, con el fin de poner en práctica todo lo que aprenderán durante las diferentes jornadas. Sin duda, es todo un reto para la mayoría de ellos, que han aceptado con ganas e ilusión en el mismo momento en el que decidieron participar de esta experiencia que tiene como protagonista al séptimo arte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *