Ser director no es una película de fantasía

El momento de preparar las cámaras, en el que todo está a punto para grabar y solo falta decir: “Acción”. Comienza el rodaje. Ese instante en el que a muchos directores se le pone el corazón a mil, los pelos de punta. Pero, para llegar hasta ahí hace falta preparación. “Si trabajas en lo que te gusta no supone un esfuerzo. Hay que tener pasión”,  afirma Stephen Ramos, productor ilicitano.

El pasado sábado 19 de noviembre se celebró la IV edición del Festival de Cine Fantástico de Elche, FANTAELX. Diez horas de jornada con charlas acerca de la producción y también con cortos de directores veteranos y otros más novatos. Como dijo el presentador del coloquio, Óscar González: “La cultura nos hace libres” y el cine es uno de los mejores sitios para expresarse.

El tema fantástico y la dirección de cine están muy presente en la provincia de Alicante. Tan presentes que la UMH tiene una escuela de cine, donde forman a los futuros directores. “Nuestros alumnos trabajan con profesionales porque está bien que se conozcan, ya que en el futuro trabajarán juntos” comentó en el coloquio Guillermo López, el director de la escuela. Además, dice que para formar a un director se aplica más la práctica que la teoría, porque es donde más aprenden.

Para todos aquellos amantes del cine, ser director es un sueño que quizá muchos vean como inalcanzable, pero Guillermo López asegura que “quien tiene ambición y ganas debería empezar ya a rodar sus pequeños proyectos. no tiene que esperarse a acabar la Escuela de Cine”. El profesor de la UMH garantiza orgulloso que “hay jóvenes con hambre de comerse el mundo y sobre todo, las pantallas”. En la provincia de Alicante hay “mucha madera y da gusto trabajar con ellos”, asegura López. Y es que como decían en la película de ‘Spiderman’: “Somos lo que elegimos ser”, y los j´óvenes de la escuela lo tienen claro, quieren ser directores de cine.

Los alumnos de la Escuela de Cine de la UMH aprenden con profesionales porque en un futuro trabajarán juntos

‘Mírame’ es un corto grabado por la Escuela de Cine que nos lo adelantaron con un pequeño teaser, el cual no duró más de 15 segundos, pero la calidad de la imagen no tenía nada que envidiar a la de los grandes directores. Posteriormente nos mostraron el making off del film donde pudimos ver cómo se rodó, cómo trabajan y, sobre todo, cómo enseña Guillermo López junto a Mario-Paul Martínez a sus alumnos.

thumb_img_4304_1024

Guillermo López en el coloquio sobre la Escuela de Cine de la UMH en el FANTA ELX/ Sonia Faura

Tras el descanso para comer llegaban los tres premios a los mejores cortos y también la visualización de los 20 films anunciados en el cartel del festival. En total cinco horas, como si viésemos dos películas seguidas.

El Mejor Corto Alicantino fue para ‘Dead Flower’. Trata sobre dos gemelos adultos que se odian mutuamente, donde un actor interpreta los dos papeles, por lo que lo fantástico es cómo vemos al actor dos veces al mismo tiempo. Este film fue grabado por un oriolano y dos ilicitanos en el municipio de Cox (Alicante). Para recoger el premio subieron al escenario Stephen Ramos, coordinador, y Víctor Mondéjar, guionista y jefe de producción, ambos de la ciudad de las palmeras. “Creo que no es difícil darse a conocer en el mundo del cine hoy en día gracias a internet y a los festivales como el que se ha hecho en Elche”, comenta Stephen Ramos y coincide con Guillermo López, el profesor de la Escuela de Cine de la UMH.

Hoy en día no es un problema ser de un pueblo, no hace falta ser de una gran ciudad para triunfar en el mundo del cine, porque como se decía anteriormente, con internet se llega a más gente que antes. “La provincia de Alicante pisa fuerte porque hay grandes profesionales. Hay una gran cantera”, coinciden los dos directores, Ramos y Mondéjar.

“La provincia de Alicante pisa fuerte. Hay una gran cantera”, asegura el director Stephen Ramos

A continuación el trailer del ganador al mejor corto de la provincia de Alicante, ‘Dead Flowers’.

De Alicante pasamos al Premio a Mejor Corto Nacional, que fue para ‘Behind’. Trata de una mujer que intenta proteger a su bebé de un espíritu. Este corto contaba con una ventaja respecto a la de los demás, una actriz bastante reconocida en el panorama nacional: Macarena Gómez, actriz de la serie La que se avecina.

Y de España a Turquía porque el cortometraje turco ‘Black Ring’ obtuvo el Premio al Mejor Corto Internacional. En la trama se critica las situaciones donde se hace cualquier cosa por conseguir una buena foto, en el caso de este corto, matan a gente con el fin de que su sangre sea un cuadro y el momento de la muerte una buena foto.

‘Decorado’ fue la crítica a la sociedad actual por excelencia y que además, obtuvo el Premio de Mención Especial del Jurado.

Las críticas a la sociedad y a los políticos se supieron unir al género fantástico como si de algo surrealista se tratase esta realidad en la que vivimos. ‘Zona-84’ empezaba fuerte, una crítica dirigida al gobierno donde se juzga que hay que pagar por tantas cosas y tantos impuestos que ahora mismo también habrá que pagar por respirar. Un corto de 15 minutos que empezaba con imágenes reales de manifestaciones y relata la captura de un hombre que no pagaba por respirar “aire común”. ‘Apolo 81’ critica esas citas que se realizan al conocer a alguien mediante internet. ‘Cenizo’ fue uno de los cortos más emotivos que pudimos ver, cómo una niña de 7 años intenta detener el desahucio de su propia casa, por lo que es una crítica a los desahucio en España.

Como dijo el actor sevillano Fran Palacios: “Larga vida al cine”. Y que los nuevos directores que vengan sigan sorprendiéndonos a todos con la magia de la gran pantalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *