“Si el Ayuntamiento pudiera quitar las antenas de telefonía móvil del casco urbano ya lo habría hecho”

Juan Miguel Zornoza / concejal de Seguridad Ciudadana en Yecla  (Audio)

Concejal

Juan Miguel Zornoza, concejal de Seguridad Ciudadana en Yecla

Juan Miguel Zornoza (23 de febrero, 1972) es el concejal de Seguridad Ciudadana en Yecla perteneciente al Partido Popular. Una de las personas más comprometidas por buscar el bienestar del pueblo. Este Gobierno tiene muy presente la queja de los vecinos del barrio  García Lorca, donde cada semana salen a la calle a manifestarse en contra de las antenas de telefonía móvil situadas a pocos metros de sus viviendas. Los yeclanos creen que dichas antenas interfieren en la aparición de cáncer, aunque no está demostrado científicamente. El edil asegura que hacen todo lo que pueden por parte del Ayuntamiento pero a pesar de todo es una situación demasiado compleja.

Pregunta: Los vecinos del barrio García Lorca  aseguran que antes no contaban con el suficiente apoyo  por parte del ayuntamiento ¿Cuál ha sido el detonante para que  por vuestra parte se decidiera tomar cartas en el asunto respecto al descontento de los habitantes de la localidad?

Respuesta: Este tema persiste en Yecla desde hace más de 20 años y no soy el primer concejal, ni este es el primer alcalde que está aquí intentando hacer algo. Los vecinos tienen nuestro apoyo más firme que antes ya que tras las elecciones  aunque volvió a ganar el Partido Popular se renovó  parte de la plantilla por gente más joven. Además, tras el fallecimiento de un joven por causa de cáncer el pasado año se ha desatado una serie de manifestaciones y quejas que ha suscitado el interés y preocupación por parte del Ayuntamiento. A pesar de que se pidió un informe al Servicio Murciano de Salud sobre la posible incidencia de las antenas en la muerte del joven se llegó a la conclusión de que no es taxativo. De hecho hay zonas en Yecla donde también hay una gran concentración de casos de cáncer y no hay ninguna antena. El cáncer está en todas partes y puede afectar a  cualquier tipo de personas independientemente del sitio en el que vivan.

P:  ¿Existe algún plan en marcha para gestionar negociaciones con las empresas propietarias de las antenas?

R: Nosotros no podemos quitar las antenas a groso modo, lo que si podemos hacer es  negociar con Vodafone que es en estos momentos uno de los propietarios de las antenas .
Las antenas están ubicadas en un edificio de propiedad privada, después de hablar con los vecinos afectados nos pusimos en contacto con Vodafone, y les comentamos que teníamos un conflicto con unos vecinos de un barrio. Estos afirman sentirse amenazados y perjudicados por sus antenas. Les instamos a mantener una conversación con nosotros para considerar la posibilidad de trasladar esas antenas a otra ubicación, ellos muy sensatos accedieron a hablar con el ayuntamiento y con los afectados. Se propuso mover las antenas pero no se llegó a ningún acuerdo ya que las antenas seguirían estando dentro del casco urbano. “ Qué más da poner las antenas en un barrio u otro, el daño sería el mismo” afirma el edil.

P:  ¿Desde hace cuánto tiempo existe el convenio entre el ayuntamiento de yecla  y la empresa propietaria de las antenas

R: El convenio lleva bastante tiempo en vigor, pero las antenas están alrededor de 25 años instaladas, desde la aparición de la telefonía móvil en Yecla. De hecho el primer sitio donde se ubicaron fue en el parque cercano al Ayuntamiento, esa es la antena más antigua de toda Yecla, mucho más incluso que la del barrio García Lorca, y la densidad de habitantes que tiene el edificio es bastante mayor a la de esa zona.  Los habitantes del García Lorca se manifiestan semanalmente mostrando su descontento con las antenas. El Ayuntamiento  intenta solucionar el  problema de los vecinos haciendo medianamente lo que puede, buscando  alternativas y poniendo a disposición los edificios municipales por si las empresas de telefonía estuviesen interesadas en cambiar la ubicación de sus terminales.

P:  ¿cree que las grandes empresas de telecomunicaciones están imponiendo sus intereses económicos antes que la salud de los habitantes?

R: Es un tema bastante complejo, pero seguro que sí, así como los fabricantes de coches anteponen sus intereses antes que la seguridad de los viajeros o los fabricantes de armas se preocupan más de vender las armas que lo que se hace con las mismas. Yo creo que es un marco de ley nacional o incluso  de ley  europea, lo que está claro es que tiene que haber una consistencia, no podemos eliminar todos los coches aunque muera una gran cantidad de gente en accidentes todos los años. Lo mismo ocurre en el caso de las antenas no podemos eliminarlas todas a no ser que decidamos prescindir de la telefonía móvil, internet etc
P: Aunque la incidencia directa de las ondas electromagnéticas emitidas por las antenas en la aparición de cáncer y trastornos en la población no está “comprobada” científicamente, es un hecho que la electrosensibilidad existe y cada día gana más enfermos crónicos. ¿Qué posición adopta el Ayuntamiento de Yecla frente a este problema claramente marcado en el pueblo?

R:  Al Ayuntamiento  no le compete esa parte, mucha gente suele creer que los ayuntamientos, los alcaldes, los concejales… disponemos de las cosas como si fuésemos el “Nerón de la época Romana”, pero las cosas no son así. Hay unas leyes que se deben cumplir, una serie de normativas a las que debemos sujetarnos,  si el Ayuntamiento pudiera quitar las antenas del casco urbano  lo habría hecho ya. Nosotros intentamos que la vida de nuestros vecinos sea la mejor posible. Lo que no podemos hacer es actuar de forma arbitraria y quitar la antena, porque quien incumple la ley no es el vecino sino quién ha emitido la resolución injusta a sabiendas de que se llama prevaricación.

P:  ¿Qué tipo de solución planea ofrecer el Ayuntamiento respecto a las peticiones de los vecinos acerca de la retirada de las antenas?

R: En principio se había ofrecido como solución colocar las antenas  en un punto equidistante como sería el cerro del Castillo, donde hay un santuario y  está instalada la antena de radio de la ciudad. Pero los técnicos de telecomunicación plantean que esto supondría poner una antena de una potencia inusitadamente grande pero esto podría llegar a ser más perjudicial incluso que muchas antenas pequeñas del casco urbano.
La otra posibilidad fue ofrecer propiedades municipales para la reubicación de las antenas. Vodafone nos requirió para que les proporcionáramos los edificios municipales en un radio de 500 metros de donde están ubicadas actualmente porque el Ayuntamiento lo cedería de forma gratuita.  Actualmente se sigue trabajando en dicha propuesta, aunque al día de hoy no se han presentado casos de otros ayuntamientos que hayan logrado quitarlas. Mientras que no se demuestre ninguna prueba que certifique la relación entre la aparición de cáncer  y las antenas no se puede actuar de forma inmediata legalmente desde el Ayuntamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *