Sweet miércoles

Los miércoles son dulces en los cines Odeón por la entrada gratuita para jubilados, estudiantes y discapacitados

Más de 100 personas suelen ir a los Odeón en cada sesión de los miércoles. / Julio Pérez

Más de 100 personas suelen ir a los Odeón en cada sesión de los miércoles. / Julio Pérez

2 de diciembre. Me adentro en la cola de los cines Odeón de Elche como un espectador cualquiera. Las taquillas abren sus vitrinas media hora antes del comienzo de la película del día: A cambio de nada. Una cola muy extensa para una película que se estrenó el 8 de marzo de este mismo año. Todos estamos esperando impacientes la llegada a ventanilla para sacar nuestra entrada. Más de 100 personas estábamos esperando nuestro turno para entrar a disfrutar de un film de estreno para los Odeón. Y es que la filmoteca municipal de la ciudad ilicitana tiene una oferta fantástica para jubilados, estudiantes y personas con discapacidad de más del 33 por ciento, que les ofrece entrar gratuitamente cada miércoles. En mi caso, por ser estudiante, tengo la fortuna de disponer de esa oferta. ¡Benditos miércoles!

Esto se lleva haciendo desde hace 30 años, que fue cuando se abrió la filmoteca en la ciudad, porque se mantuvo esa oferta gratuita de la que ya se gozaba cuando se proyectaba en el Gran Teatro y que siguió en los Odeón cuando pasó a formar parte del Ayuntamiento de Elche, en el año 2005.

“Lógicamente los miércoles hay más afluencia de personas, sobre todo para las personas mayores que, aunque el precio de la entrada es bastante asequible, el poder adquisitivo puede ser menor para ellos y, por lo tanto, se acercan hasta aquí los miércoles con mayor asiduidad”, comenta Javier García

Javier García, uno de los trabajadores de los Odeón que vende las entradas, analiza el éxito de los miércoles. “Lógicamente los miércoles hay más afluencia de personas, sobre todo para las personas mayores que, aunque el precio de la entrada es bastante asequible, el poder adquisitivo puede ser menor para ellos y, por lo tanto, se acercan hasta aquí los miércoles con mayor asiduidad”. Un día a la semana que realza al cine municipal de la ciudad y que permite que siga abierto. Además, según el empleado, “hay una buena reacción por parte de la gente de jueves a domingo también”.

Los estudiantes juegan un papel importante en este aspecto. Muchos de ellos se animan cada miércoles a ir al cine con el entusiasmo que provoca. El hecho de ser gratuito llama más la atención, lo que produce enormes colas y desesperación para entrar a las salas.

Carmen López es una joven estudiante de 15 años, pelo castaño y con los mofletes sonrojados como tomates, que se pasa todos los miércoles por los cines Odeón para entretenerse con la película que proyecten.

“Me parece una oferta interesante para los estudiantes porque los que no trabajamos no tenemos unos ingresos para pagar cada semana una entrada. Al ser gratis, vengo cada miércoles a disfrutar de la película que haya en la cartelera de los Odeón”, comenta la adolescente.

“Me encanta el cine y me encanta que haya ofertas de este tipo porque provoca y anima a la gente a ir al cine con más frecuencia”, declara José Martínez

Las personas con más de un 33 por ciento de discapacidad tienen la suerte de gozar de la gratuidad. José Martínez es un hombre discapacitado que se enorgullece del séptimo arte y piensa que las ofertas son útiles para que haya una mayor conciencia en la sociedad.

“Me encanta el cine y me encanta que haya ofertas de este tipo porque provoca y anima a la gente a ir al cine con más frecuencia”, declara José Martínez. Y añade: “Vengo a los Odeón cuando puedo y siempre que no haya visto la película anteriormente en el l’Aljub”.

Los cines Odeón han mantenido la oferta gratuita para estudiantes y jubilados con la que ya gozaba la filmoteca en el Gran Teatro / Julio Pérez

Los cines Odeón han mantenido la oferta gratuita para estudiantes y jubilados con la que ya gozaba la filmoteca en el Gran Teatro / Julio Pérez

La filmoteca dio este paso hace muchos años, pero no solo los Odeón poseen ofertas en días concretos. Sin ir más lejos, los cines ABC del centro comercial l’Aljub, aquí en Elche, tienen cada miércoles el ‘día del espectador’, en el que rebajan el precio, y los jueves, que disminuyen hasta cuatro euros las entradas.

Claro está que el poder adquisitivo de las personas ha bajado considerablemente en la mayoría de las familias. La crisis ha hecho mella en la sociedad actual.

Miradas perdidas por ver una película que puede ser que no se haya escuchado hablar de ella. Me recuerda a los ojos de las personas que compran apresuradamente cualquier tipo de objeto en el llamado ‘Black Friday’

Miradas perdidas por ver una película que puede ser que no se haya escuchado hablar de ella. Me recuerda a los ojos de las personas que compran apresuradamente cualquier tipo de objeto en el llamado ‘Black Friday’. Ese ‘viernes negro’, que realmente duró un fin de semana, se vio a multitud de personas con prisas para aquí y para allá, con el objetivo de consumir prendas de ropa, productos o aparatos electrónicos, entre otros, sin que realmente les hicieran falta.

No nos importa la calidad de los objetos o productos que nos ofrecen en el mercado, con tal de que sea a un precio más bajo del normal o de que sea gratuito. Hemos llegado a ese punto. Y en realidad me da un poco de pena, porque, sinceramente, la culpa de todo esto la tienen los de “arriba”.

Así que, Sweet miércoles, por qué no.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *