“Tenemos un proyecto de retorno voluntario para los inmigrantes sin regularizar”

María Ballester Cerezo | Psicóloga de la Fundación Elche Acoge

 

María Ballester, psicóloga de Elche Acoge / Raquel. B

María Ballester , es licenciada en Psicología por la Universidad de Murcia. Actualmente, está prestando sus servicios como psicóloga en la asociación Elche Acoge.  Además, forma parte de la Federación de Asociaciones Pro Emigrantes (Red Acoge), en la que realiza  tareas propias del cargo. La psicóloga asegura que  a los beneficiarios del programa de retorno voluntario se les facilita un billete aéreo gratuito y una ayuda económica de reintegración y señala la importancia de los cursos de idiomas que se imparten para ayudar a los inmigrantes en el ámbito laboral.

Pregunta.- ¿De qué manera  la organización ayuda o facilita  la integración social a los inmigrantes?

Respuesta.- Ofrecemos apoyo social para informar de cuáles son los procedimientos que tienen que seguir a cerca del empadronamiento, la tarjeta sanitaria, o informar si existe algún tipo de ayuda para la vivienda. También, tenemos una bolsa de empleo y muchos pueden aprender en que consiste el mercado laboral.

P.- ¿Qué servicios han sido lo más solicitados durante este último año en Elche Acoge? ¿Y en qué consisten los talleres formativos para los extranjeros?

R.- Lo más solicitado son las clases de castellano  y todos los profesores que imparten los cursos son voluntarios, por lo tanto, estas clases están limitadas. Se imparten en un aula de formación en la sede de la fundación. Tenemos otra oficina situada en el barrio de Carrús, dónde tanto las clases de castellano como el asesoramiento jurídico están destinados  a adultos y niños mientras que los talleres de inserción laboral o prelaborales son sólo para adultos y se hacen en las instalaciones de la universidad CEU Cardenal Herrera cuándo necesitamos ordenadores .

P.- ¿La fundación ofrece algún tipo de servicio de alojamiento?

R.-Llevamos dos recursos de alojamiento, uno para hombres y otra para mujeres.  El piso de los hombres está formado por siete plazas, por lo tanto, conviven siete personas en un mismo hogar. Otro de los recursos que ofrecemos es para madres conocidas como “familias mono parentales” ya que son mujeres con hijos sin la figura paterna.

P.- ¿Cuál es el perfil de las personas que acceden a estos recursos?

R.- Son personas extranjeras que no tienen medios para sobrevivir, sin trabajo ni ingresos, que se encuentran en la ciudad y están viviendo en la calle.

P.- ¿Y cuánto tiempo se les concede a estos inmigrantes el alojamiento?

R.- Permanecen compartiendo la vivienda durante un  periodo de 15 días a 4 o 5 meses. Nosotros a través de un programa financiado por el IRPF (Impuesto sobre la renta de las personas físicas) permitimos que esas personas puedan permanecer de forma totalmente gratuita con todas sus necesidades básicas cubiertas. Nuestro compromiso es que en ese tiempo que habita  la persona en el recurso de alojamiento iniciamos una búsqueda exhaustiva para que pueda conseguir el contrato lo antes posible, para que mejore el idioma español, para que tenga un itinerario inserción laboral y se preste al apoyo psicológico también. Por lo tanto, es una intervención integral en todos los ámbitos de la persona para conseguir sacarla de una situación de aislamiento y de marginación, así como, favorecer la situación en la que se encuentra.

“Llevamos dos cursos de alojamiento, tanto para hombre como para mujeres extranjeros  que están viviendo en la calle”

P.- ¿De qué nacionalidades procede la mayoría de acogidos?

R.- La mayoría de ciudadanos que atendemos en la Fundación Elche Acoge son de origen marroquí y argelino.

P.-A consecuencia de la crisis muchos inmigrantes que llegan a España también vuelven a su país porque no pueden permitirse la estancia, ¿Elche acoge emplea algún método para esta situación?

R.-Por  ello nosotros tenemos un proyecto de retorno voluntario para aquellas personas que no han conseguido regularizar su situación en el país aunque también pueden retornar personas que tienen su documentación en regla pero que se ven obligadas a abandonar la nación por la grave crisis económica que vivimos. A los beneficiarios del proyecto se les facilita un billete aéreo gratuito y una ayuda económica de reintegración pero con la condición de pasar una serie de entrevistas y pruebas psicológicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *