“Tiene que haber gente que se complique la vida, sortear la burocracia y conseguir movilizar a personas de ocho países, es todo un reto”

MIGUEL ORS MONTENEGRO/ Profesor de Periodismo en la Universidad Miguel Hernández de Elche (Audio)

IMG-20151006-WA0002

Miguel Ors profesor de Periodismo en la UMH / Neus Martínez

Recopilar fotografías, documentos, cartas…, en resumen, todo tipo de informaciones, es la labor que lleva a cabo el profesor Miguel Ors dentro de la Cátedra Pedro Ibarra. Este fue el motivo por el cual Darío Martínez Montesinos, impulsor del proyecto Erasmus + “Lessons for present, lessons for future”, confió en Ors y la Cátedra para llevar a cabo una exhaustiva investigación. La labor del profesor Ors dentro de este proyecto es la localización de dos referentes, uno de carácter positivo y otro negativo, durante la Guerra Civil española y la dictadura en la ciudad de Elche.

Pregunta: Usted como historiador, ¿qué piensa sobre la implantación de este curso?

Respuesta: Hay gente que tiene miedo a la Memoria Histórica y me parece una estupidez. Tenemos que ser capaces de afrontar nuestro pasado. Europa tiene una memoria compleja y dura. El siglo XX ha sido un siglo tremendo de barbarie, de civilización pero también de barbarie. Afrontar esta memoria y además ponerla en común me parece tremendamente complejo pero muy importante por otra parte.

P: Miguel Ors y la Cátedra Pedro Ibarra, ¿qué relación tienen con el proyecto?

R: En la Catedra lo que estamos realizando es una enciclopedia de la Ciudad de Elche, recopilando informaciones, fotografías, cartas, cualquier tipo de documento. A partir de ahí, Darío conoció el trabajo de la Cátedra, se puso en contacto con nosotros para que participáramos en este proyecto de Memoria Histórica y lo hicimos encantados desde el primer día, además es un privilegio estar con ellos, no al revés. Darío nos puso a buscar un ilicitano o ilicitana que nos sirviera de referente, alguien que fuera un ejemplo positivo; en el proyecto la persona no tuvo ninguna controversia. Esta persona es el médico Julio María Pérez Orozco. ¿Por qué esa persona?, porque era un hombre magnífico, era “el metge dels pobres”, es decir, el médico que no cobra cuando va a visitar a un enfermo y que si le hace falta dinero para las medicinas se lo deja. Ese hombre, cuando acaba la Guerra Civil, es condenado a treinta años de cárcel. Por otra parte, teníamos que buscar otra persona que fuera el perfil contrario, es decir, una desgracia de ser humano. A esa persona la teníamos inmediatamente, no hay muchas, pero en todos los pueblos hay personas que dan ese perfil. Me producía rechazo hacer una investigación a sabiendas que iba a poner a caldo a esa persona, además de estar engañando a su família, pidiéndoles información para después hablar mal de su familiar. En ese caso lo que hice es poner un arquetipo, sin ponerle nombres y apellidos. Les pongo como modelo de lo que pasó en todas partes, pero procuro no contribuir al daño añadido.

P: ¿Cree que está teniendo buenos resultados este proyecto?

R: Da igual, es decir, hay que intentarlo lleguemos hasta donde lleguemos. Claro que sí, gente como Darío, si no existiera, habría que inventarla. Tiene que haber gente que se complique la vida, que monte proyectos, que llegue un poquito más de lo que los normales no somos capaces de llegar. Para mí Darío se merece un monumento, lo que significa sortear la burocracia para conseguir una ayuda que te permita movilizar a cientos de personas de ocho países diferentes, tenía que pasar todos los días del año.

P: ¿Esta es una manera de que los jóvenes se interesen más por la Historia, además de entenderla en profundidad?

R: Indudablemente, en cada país ponen modelos diferentes. Entonces, salen del modelo del propio pueblo; conocen el modelo de su pueblo, pero también el modelo de Ucrania, de Grecia, de Italia, etc. eso enriquece extraordinariamente.

P: ¿No cree que este proyecto debería fomentarse más e impartirse en las universidades también?

R: El Erasmus, que yo creo que es de los mejores inventos de la universidad en Europa, funciona muy bien. Este proyecto lo veo más idóneo para chavales jóvenes, porque estimula la participación y dirección de un proyecto concreto. Un universitario, probablemente, ya no necesite tanto ese cauce de participación. Me parece bien que se utilice ese método en la enseñanza media.

P: Según el profesor Darío Martínez, los jóvenes necesitan saber más sobre la Historia para poder entender el mundo actual, ¿qué es lo que cambiaría o modificaría del sistema educativo para que esto mejorara?

R: Lo que importa muchísimo es el pensamiento crítico. Es decir, que una persona sea capaz de, leyendo un libro, un periódico o viendo un programa de televisión, tanga la capacidad crítica suficiente para decir “me están engañando” o “no estoy de acuerdo con lo que estoy viendo o leyendo”. Por eso nos parece una barbaridad que se plantee eliminar Historia de la Filosofía en el bachillerato. Y por esto también es tan importante incorporar la lectura adecuada a cada edad.

P: ¿Cuáles son los principales objetivos de la enseñanza de la Historia?

R: Defiendo la frase de Tony Judt “el mayor bienestar para el mayor número de personas” y pienso que para esto sirve la Historia, para conseguir una sociedad en la que la mayor cantidad de gente viva con el mayor bienestar possible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *