“La moda online y la tradicional tienen que ir de la mano”

Ricardo López- Emprendedor y propietario de la tienda de moda “Moment”

El mundo de la moda ha experimentado una revolución en los últimos años a causa de las redes sociales y las compras online. Las tendencias mostradas en la red sirven cada vez más como inspiración para emprendedores que apuestan por montar una tienda de moda. Es el caso de Ricardo López, un joven ilicitano que me recibe junto a un escaparate repleto de vinilos, fotografías en blanco y negro y prendas que nos transportan a otra época.  En el mes de septiembre las tiendas de ropa y accesorios han superado en aperturas al sector de la hostelería, otra prueba ineludible de que, efectivamente, la moda está de moda.

Ricardo me cuenta que esta tienda es el sueño de su vida y habla de ella como si de un hijo se tratara. “Es una tienda pequeñita pero que tiene algo”, dice mientras me enseña los diferentes objetos que decoran hasta el último rincón. “Si tú no crees en ello, tu negocio no va a funcionar”, afirma con seguridad. Las prendas que cuelgan de las perchas son una combinación de la moda vista en festivales de música unido a las últimas tendencias adquiridas por cualquier blogger que se precie. La escenografía y la música que suena recuerdan a un viejo videoclip de algún grupo indie con el pelo estratégicamente despeinado, sin embargo, al entrar se respira esa autenticidad tan propia de quien abre su primer negocio.

El término concept store hace referencia a una combinación de moda, arte y cultura, y es esta la definición que mejor describe la tienda “Moment”. “Nuestro objetivo es desarrollar una apuesta distinta a lo que hay en la ciudad”, cuenta Ricardo con una sonrisa cuando le pregunto por la inspiración para crear este establecimiento. A pesar de tratarse de una apuesta arriesgada, el joven ilicitano asegura que gracias al universo online y las nuevas tendencias, sus compradores van desde jóvenes hasta señoras de cincuenta años.

Los pequeños establecimientos de moda habían perdido terreno los últimos años frente a las grandes marcas, sin embargo, en el mes de septiembre los comercios de ropa superan en aperturas al sector hostelero. No podemos obviar la revolución online de la que ha sido protagonista el mundo de la moda desde hace un tiempo, las bloggers facturan millones y tiendas de todo el mundo agotan sus existencias el día después de que un influencer sea visto con una chaqueta determinada. A pesar de este ineludible fenómeno, Ricardo me comenta que se fija en diferentes blogs, pero intenta inspirarse a través de aplicaciones como Pinterest y las diferentes tendencias que triunfan en todo el mundo: “Intento crear mi propia identidad para la tienda sin que resulte copia de nadie”.

img_20161005_124708

Ricardo López posa en el rincón favorito de su tienda.

El mundo online también es propulsor absoluto de nuevas marcas españolas que surgen con la esperanza de ser vistas entre los gigantes de la moda. Tiwel es una de estas firmas que han nacido en la época de las redes sociales, y “Moment” apuesta por ella en su mayoría de prendas. Ricardo habla de esta nueva marca como el epítome de música y moda, esencia también de la tienda y, por lo tanto, su alma gemela en tejidos. “En Elche este tipo de marcas solo las vas a encontrar aquí”, me comenta en referencia a las ventajas de apostar por pequeñas firmas. Además, la estética retro, pero a la vez moderna que muestra en su ropa, encaja a la perfección con el ambiente del resto de la tienda y no cabe ninguna duda de que la historia de amor entre Ricardo y Tiwel estaba predestinada

A la hora de montar una tienda, uno de los mayores miedos de los emprendedores es la competencia con la moda online. Con un solo click puedes acceder a millones de resultados de diferentes establecimientos en todo el mundo. Además, en muchas ocasiones los precios son tan bajos que uno se pregunta si la desaparición de la tienda de barrio de toda la vida está a la vuelta de la esquina. “Está claro que las tiendas físicas tienen mucho gasto, mientras que las tiendas online se llevan un dinero fijo”, reflexiona Ricardo cuando le pregunto si sale rentable montar un negocio físico. Una de las grandes ventajas de los establecimientos de moda es la posibilidad de apreciar el tejido y probarte las prendas, mientras que las compras online nos privan de ese momento mágico de entrar a una tienda y vivir una experiencia mucho más humana. “Es un mundo nuevo para todos nosotros y es algo con lo que tienes que ir de la mano”, explica Ricardo, que se muestra optimista al respecto y apuesta por una convivencia pacífica entre tienda física y online.

Ya acabada la entrevista saco la cámara y le pido a Ricardo que pose junto a una bicicleta que hay colgada en la pared, al lado encontramos un montón de cintas de música y un tocadiscos. A la de tres salta el flash y en la imagen queda presente la sonrisa de quien apuesta por un sueño. Es momento de subir la foto a Instagram y que continúe el ciclo de la moda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *