Un aire de solidaridad

 

Elche se implica con los refugiados sirios e intenta agilizar su llegada

“Imagina a todo el mundo viviendo por siempre en paz ” decía John Lennon en su conocida canción, pero parece que su sueño está muy lejos de convertirse en realidad. La aparición de la fotografía del pequeño Aylan ahogado en aguas turcas avivó la conciencia de millones de personas y les hizo pararse a pensar en la situación extrema que vive a diario la sociedad siria. Muchas ciudades, entre ellas Elche, han ofrecido ayuda para mejorar su calidad de vida y mitigar los problemas a los que se tienen que enfrentar.

Local de la organización "Ayuda a  Refugiado Sirios Elche" en Torrellano, donde se almacenan todos los productos /A. Prados

Local de la organización “Ayuda a Refugiado Sirios Elche” en Torrellano, donde se almacenan todos los productos /A. Prados

Tras finalizar la 1ª Guerra Mundial en 1918 aparece el país de Siria, que hasta el momento siempre había estado bajo el dominio de algún imperio, como el persa o el griego, debido a su estratégica ubicación, pues es el punto de contacto entre Oriente y Occidente. Desde entonces, ha vivido constantes golpes de estado. A día de hoy, Siria vive el peor momento desde que empezara una guerra civil hace 5 años.  La corrupción del gobierno presidido por el chiíe (grupo social que forma el 13% de la población de Siria) Bashar al- Asad y la pobreza que inundaba el país,  hizo rebelar a la oposición, formada por sunnies (grupo que representa un 70% de la población siria). Al principio del conflicto, que coincidió con la Primavera Árabe, surgieron diversos movimientos sociales y grupos que reclamaban un sistema más igualitario. El Gobierno, por su parte, reaccionó de manera violenta e inició un conflicto que con el paso de los años se ha convertido en una auténtica catástrofe. Los bombardeos constantes han destrozado casi todo el país, la gente muere cada día y los que sobreviven, se mantienen en condiciones insalubres.

Las cifras son devastadoras, más de 220.000 muertos y 11 millones de desplazados. Según los datos proporcionados por la organización “Movimiento por la Paz”, el 60% de los menores no asiste a la escuela, otros muchos tienen problemas de habla por el estrés postraumático del conflicto. Por otro lado, a las mujeres les inunda el miedo a salir a espacios públicos solas, reciben ofertas sexuales a cambio de alimentos o trabajo. Ante esta situación muchos países se han volcado en prestar ayuda y refugiar a gente siria. Los niños y las mujeres son los principales afectados por la guerra, sufren explotación laboral y sexual.

“Nuestro es tenerlo todo preparado para cuando lleguen los refugiados a Elche”, señala Matías Andrade

Tras el estallido del éxodo de ciudadanos sirios que salían de su país a manos de mafias y otros muchos que se quedaban en el camino, cantidad de ciudades se alarmaron y decidieron hacer frente a este problema. Elche, después de la propuesta de Madrid y Barcelona de ser ciudades de acogida, se ofreció también a ser una más. Con el movimiento de la gente, nació la organización “Ayuda a Refugiados Sirios Elche“. “La situación extrema de gente que sale en masa de Siria hizo conectarnos a través de las redes sociales y abrir una página en Facebook donde se ha apuntado mucha gente con interés de ayudar”, añade Matías Andrade, coordinador de la organización “Ayuda a Refugiados Sirios Elche”. Su objetivo es tenerlo todo preparado para cuando vengan los refugiados, y al mismo tiempo, cubrir todas sus necesidades. Para ello, se efectúa una recogida de alimentos, ropa y mantas una vez por semana, y la empresa de contenedores Celdrán se encarga de recogerlo todo y depositarlo en un almacén de Torrellano. Después se envía a una asociación de Madrid que se encarga de llevarlo hasta Siria. “Hay varios puntos de recogida en todos los barrios, además de Río Safari y Elche Acoge”, asegura Matías Andrade. Según él, buscan comercios con un horario de apertura amplio para que la gente pueda acudir a cualquier hora. Además de trabajar también con una red de Alicante, colaboran con el Ayuntamiento de Elche, que ha creado una Comisión de Urgencia con otras asociaciones y ha anunciado la posibilidad de habilitar el albergue municipal y ponerlo a disposición.

Organización "Elche Acoge", situada en la Travesía San Joaquín/A. Prados

Organización “Elche Acoge”, situada en la Travesía San Joaquín/A. Prados

“El Gobierno Español muestra reticencia a acoger asilados”, insiste Trini Urbano

A pesar del esfuerzo que muestra la sociedad cada día para que lleguen los refugiados a España, hay muchas dificultades que impiden agilizar el proceso. Según declara Trini Urbano, coordinadora de la organización “Elche Acoge”, cualquier persona cuya vida corra peligro, tiene derecho a pedir asilo político (ley vigente desde 1951) en otro país, pero el Gobierno Español incumple esta norma. “En España se aprobó la Ley Mordaza, que permite devolver a la gente que llega a la frontera de Ceuta y Melilla sin una asistencia jurídica gratuita, las conocidas devoluciones en caliente”, indica Trini Urbano. Ante una Europa incapaz de dar respuesta a lo que ocurre, el Gobierno Español muestra resistencia a acoger asilados. “Se ha debatido si eran mil o dos mil los que podían acoger, como si se tratara de una rifa”, relata Trini Urbano. En Elche el número que se espera es de 100 personas, que según ella, es un porcentaje ridículo e insignificante. España es capaz de prestar asilo a mucha gente más, aunque no todo el mundo piensa de la misma forma. Galo Sánchez, presidente de la Fundación Asidali de Elche, ayuda desde hace años a mejorar la situación de los inmigrantes, pero opina que no se puede acoger a todos. Según él, no se trata de abrir la valla y dejarlos entrar, porque en muchas ocasiones, los inmigrantes que vienen tienen que enfrentarse a unas condiciones precarias por la falta recursos para atenderles. “Una buena opción para solventar este problema sería repoblar pueblos abandonados para darles un trabajo y al mismo tiempo reactivar la economía del país”, incide Galo Sánchez.

Todas las organizaciones persiguen el mismo objetivo, conseguir la llegada de los refugiados a la ciudad de Elche y prestarles todas las condiciones que necesitan, cada una desde un punto de vista distinto, pero tanto “Ayuda a Refugiados Sirios Elche”, como “Elche Acoge” y “Asidalis” coinciden en la lentitud de los trámites. “La mayor pega es el tiempo, la colaboración ciudadana es más eficaz que la institucional”, asegura Matías Andrade.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *