Un santuario para los animales

IMG_1334

La protectora vende productos para animales con problemas para así obtener financiación para poder mejorar sus instalaciones

La ley de protección animal recoge entre sus numerosos artículos que estos son seres “no sintientes”, es decir, carecen de sentimientos y pueden ser considerados como objetos, cosas o bienes materiales con opción de ser embargado si su dueño tiene problemas con la justicia.

Los abandonos de animales están a la orden del día y la sociedad no se ha concienciado todavía de que estos pequeños seres sí tienen sentimientos. ABADAL una protectora de Almoradí acoge día tras día a numerosos animales incapaces de valerse por sí mismos dándoles refugio y comida.

Su presidenta Pilar Gomariz revela que no tienen financiación de ninguna organización gubernamental, todo el dinero sale de su bolsillo y el de sus voluntarios, los cuales, la mayoría son estudiantes. Pilar, se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Almoradí para conseguir una subvención que permita mejorar las instalaciones que poseen, ya que carecen de un pase de agua (utilizan una cuba con una capacidad de tres mil litros) y electricidad (usan un motor a gasolina) que les pueda facilitar el trabajo.

Esta protectora, como afirma su directora es la única que no tiene a los animales en jaulas. Cada uno de ellos tiene su propia habitación con su cama y su manta, lo que permite poder acariciar a todos y a cada uno de ellos, y ver como se relacionan entre sí, y con los humanos.

Pilar Gomariz: “Nuestra principal diferencia frente a otras protectoras es que no tenemos animales en jaulas”

El aspecto más importante a resaltar de esta protectora es la adopción por parte de familias de los animales que allí se encuentran, y de este aspecto se encarga Eva Royo, una auxiliar administrativa que reside en Madrid. Eva no sólo es la encargada de la adopción de ABADAL, además también colabora con una protectora de Jaén, en la que se encarga de la gestión administrativa y la adopción de los animales.

En cualquier protectora  a la que acudas, eliges el perro, gato o el animal que desees  y se formalizan una serie de papeles, siendo muchas veces innecesario este último punto. En ABADAL no. Lo que deben realizar las familias interesadas en adoptar un animal es rellenar un cuestionario con una serie de preguntas. Eva es la encargada de dar el visto bueno a estas familias, de hacerles un seguimiento para averiguar si el carácter del animal que estas familias quieren concuerda con alguno de los animales que tiene esta protectora.

A toda esta labor que realiza ABADAL hay que añadir que cada uno de los animales que tiene, están vacunados no solo contra la rabia como marca la ley, sino que además están vacunados contra muchas más enfermedades como puede ser el parvo. Su directora ante este hecho añade que “si alguien encuentra una pulga en mis animales, le doy mil euros”.

Muffins (21)

Aparato para perros ciegos importado desde los Estados Unidos que evitan la lesión del animal al chocar contra diferentes obstáculos.

Pilar Gomariz: “Si alguien encuentra una pulga en alguno de mis animales le doy mil euros”

El principal problema como bien señala Pilar Gomariz, es la legislación vigente del país; “ABADAL está registrada como protectora, y poseemos nuestro CIF, que es un número identificativo, pero nos hace falta tener el Núcleo Zoológico, para así poder obtener financiación por parte del Ayuntamiento”.

Sin embargo, Eva Royo, afirma que “la apertura de  la Concejalía de Protección Animal en Almoradí será beneficiosa para la protectora”. Y añade que “toda colaboración es buena para poner a salvo a estos animales”.

Muy a su pesar la directora incide en que el Ayuntamiento de la localidad tiene un convenio con CERECO, una perrera que sí posee todos los requisitos gubernamentales, pero con la que que no está de acuerdo con su forma de trabajar, sentenciando que “CERECO a los diez días de la recogida del animal, si no ha encontrado comprador, lo sacrifica”. Y  añade “nosotros somos incapaces de hacer algo así con un animal, es un acto deleznable por parte de esta perrera”.

Una de sus voluntarias Casandra Lorente, posee el titulo de auxiliar especializada en equinos, y es la encargada de cuidar y alimentar a los burros, cabras y yeguas que la protectora tiene en su  haber. Esta voluntaria se siente indignada por la situación actual de la legislación animal, que deja impune a cualquiera que abandona un animal arrojándolo por encima de una valla de cualquier protectora.

Anabel Ruiz Navarro una de sus voluntarias compagina los estudios con su pasión por los animales y coincide con Casandra en que en España “el tema del trato a los animales está muy atrasado respecto a otros países  en los cuales se encuentran muy bien regulados”. Esta joven piensa que la sociedad “ve a los animales como un juguete”. Y añade “Cuando tienen verdaderamente que educar a un perro para que haga sus necesidades, o para el simple hecho de comer, es ahí cuando lo abandonan, o lo dejan en una protectora como si de una bicicleta vieja se tratase”.

Anabel Ruiz: “Las personas creen que un animal es un juguete sin sentimientos”

Eva Royo define el abandono animal como “una falta de educación moral” e insiste en que una buena educación llevará a la sociedad a concienciarse con el abandono de los animales. Y sentencia “las personas mayores llegamos un poco tarde a esta concienciación, pero vosotros, los jóvenes tenéis que dar un paso al frente para evitar que se produzcan esta serie de hechos vergonzosos en nuestro país”.

Eva Royo: “El abandono animal es una consecuencia de una falta de educación moral”

Hoy en día cada vez salen más casos de maltrato animal a la luz, ya sea por abandono, apaleamientos o incluso usándolos como mero espectáculo en fiestas de pueblos o diferentes eventos, es necesario que la sociedad responda con una dura crítica a las personas que llevan a cabo tales atrocidades. Los animales al contrario que dice la ley, sí son seres sintientes, capaces de demostrar sus sentimientos a los demás, por eso es necesario que todas las personas se den cuenta de que las cosas deben cambiar para poder construir una sociedad mejor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *