“La dieta es el 50% del éxito en el fitness”

ENRIQUE ROCHE, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Miguel Hernández de Elche

El mundo del fitness está de moda. Según el estudio anual del mercado del fitness 2016, en España hay 4,94 millones de personas inscritas en un gimnasio que, con el fin de lograr sus objetivos, prueban todo tipo de dietas y ayudas. El problema surge cuando en su camino hacia el éxito deportivo prescinden de la ayuda de un experto en alimentación. Entre los estudiosos del área de nutrición deportiva destaca la figura de Enrique Roche, reconocido por su investigación que certifica las propiedades del zumo de granada en la rápida recuperación de los deportistas de élite. El catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche explica la importancia de una buena alimentación en el deporte y denuncia las dietas de moda.

La alimentación juega un papel muy importante a la hora de lograr unos buenos resultados deportivos. “En la disciplina del fitness, entre el 40% y el 50% del éxito se atribuye a la alimentación”, señala Enrique Roche. Por ello, el docente insiste en que la figura del nutricionista es importante, ya que “los deportistas no tienen conocimientos sobre nutrición”, y llegan a poner en riesgo su salud debido a dietas poco recomendables y a la ingesta indiscriminada de suplementos deportivos.

Enrique Roche estudia la nutrición deportiva desde su despacho en la UMH / Cintia Larrubia

Enrique Roche realiza sus investigaciones en la UMH. / Cintia Larrubia

Este desconocimiento generalizado promueve una gran cantidad de trastornos alimenticios que se exhiben sin problemas en el mundo del fitness. “Dentro de estos entornos se ven bien y se fomentan ciertas actitudes que son propias de la bulimia y la anorexia”, explica el nutricionista, que advierte del verdadero peligro de la situación.

Uno de los trastornos que más llama la atención por su falsa apariencia es la ortorexia. Este desorden alimenticio está muy presente en las disciplinas del fitness, pero pasa desapercibido ya que consiste en ingerir, únicamente, alimentos saludables, excluyendo de la dieta cualquier tipo de comida considerada menos sana. Este hecho dificulta su detección, pero existen ciertas características que son observables por el entorno más cercano del enfermo. Enrique Roche destaca que entre los factores que caracterizan a este trastorno está la planificación del ejercicio y la dieta de una forma “muy dura y precisa”. Como consecuencia de ello, se pueden obsesionar y “entrar en estados de ansiedad e incluso desarrollar depresión”, añade el catedrático, que alerta de que en los casos más graves se pueden producir desequilibrios nutricionales.

Este tipo de trastornos se ha visto incrementado debido al auge de las redes sociales. Numerosas fit girls utilizan plataformas de éxito como Instagram para compartir sus dietas, carentes de base científica, que son adoptadas por sus seguidores. Todo ello, unido a la falta de personalización de cada dieta, puede hacer que se desprendan mensajes erróneos, e incluso que se generen mitos alrededor de la alimentación, tal y como indica Enrique Roche, que se muestra reacio a las dietas de moda y afirma: “A mí no me gusta establecer un tipo de dieta en base a una moda, la dieta es personalizada y la moda la van marcando las personas”.

En relación a las prácticas alimentarias que se promulgan a través de las redes sociales destaca el cheat day, un día “libre” en el que puede realizarse la ingesta calórica que se desee sin tener en cuenta los alimentos. En cuanto a este tema la opinión de Roche es clara: “No creo que sea una buena práctica”. Y atribuye dicha necesidad a un factor psicológico: “No tendríamos que necesitar esa liberación psicológica. La dieta tiene que ser la que nos guste y la que se adapte a nosotros”. Por ello, el nutricionista considera que las dietas fitness son “sumamente estrictas” y defiende que una dieta correctamente realizada en base a las necesidades de cada persona no necesita este tipo de días.

Por otro lado, Enrique Roche sí recomienda el cardio en ayunas. Como profesional en la materia aconseja que esta práctica se lleve a cabo “en planificación de pretemporada y en ejercicios de carrera de intensidad media”. En estos casos destaca, también, la importancia del post-workout: “Después del ejercicio hay que reponer las reservas que se han gastado”, explica Roche, que trata este tema en uno de sus estudios, gracias al cual certificó que el zumo de granada es más efectivo que las bebidas energizantes aumentando la resistencia del deportista y, lo más importante, su rápida recuperación.

Asimismo, el nutricionista subraya la importancia de la ingesta de los nutrientes adecuados en el momento oportuno, afirmación en torno a la cual surge otro dilema: la suplementación deportiva. Según un estudio, el 70% de las personas que acuden al gimnasio consume suplementos, práctica que aumenta con el paso de los años. En este tema Enrique Roche se muestra decidido: “No los veo necesarios”, pero no los descarta totalmente, ya que los ve útiles en cuanto a comodidad se refiere. Y señala: “No van a ser un plus”, ya que cualquier consumo de suplementos debe ser tratado como un sustituto de otra ingesta.

“La suplementación no es mala, lo que te puede ocasionar problemas de salud es tomarla de manera inadecuada”, aclara el nutricionista, y recalca que su consumo siempre debe estar guiado por un especialista en la materia. Por ello, el catedrático no siente especial simpatía por las tiendas de suplementación deportiva, de las que dice que su único objetivo es vender, por lo que “todo vale para todo”, un lema bastante peligroso puesto que como el mismo docente afirma: “Van a vender productos que a la larga pueden ocasionar problemas de salud”.

Pese a ello, el fitness continúa creciendo y en la actualidad mueve 2.130 millones de euros al año en España. “Hay que saber discernir de cuándo te están engañando y cuándo no”, concluye Roche con la esperanza de que el fitness deje de ser una moda y, en lugar de verlo como un negocio, se convierta en el estilo de vida saludable que debe ser.

Cintia Larrubia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *